Edición Impresa
Sábado 05 de Abril de 2014

Las videoconferencias acercan a las universidades y conectan experiencias

El uso de este recurso es una tendencia que crece. La UNR no está ajena. Se dictan clases y toman exámenes

El uso de videoconferencias para objetivos académicos es una tendencia que crece dentro de las universidades nacionales. El dato lo aportó la Asociación Redes de Interconexión Universitaria (Ariu), entidad que busca activar la gestión de redes para facilitar la comunicación informática en las casas de altos estudios. Según explican desde la Universidad Nacional de Rosario, (UNR), en la universidad pública local la proyección es similar.

"En la Universidad de Rosario se hacen permanentes videoconferencias, defensa de tesis con miembros del jurados con una presencia física virtual, y con cada uno desde su lugar físico pero conectados. Contamos con pantallas de alta resolución y tenemos una buena conectividad que nos permite hacer estas experiencias con distintos sitios, como España", dice Patricia San Martín, directora del Campus Virtual de la UNR.

El espacio del Campus Virtual ofrece educación a distancia y el apoyo necesario para la implementación técnica y académica de las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Los docentes toman exámenes a distancia, desarrollan concursos y hacen reuniones virtuales.

San Martín indica que tanto la UNR como el Conicet tienen en Rosario sus salas de teleconferencias y que existe un sistema para realizar contactos en red, de universidad a universidad y el campus para los usuarios, también con herramientas de video on line. "Son herramientas bien desarrolladas, pero suelen haber problemas en la conectividad en Latinoamérica. En nuestra universidad tenemos un fluido funcionamiento, pero no ocurre así en todo el país", señala.

Desde Ariu, describen que como herramienta didáctica, en la videoconferencia se utilizan datos, videos y audios para facilitar la comunicación al vincular puntos distantes y borrando las barreras geográficas. Esta tecnología es utilizada por las universidades para desarrollar clases remotas, mesas de exámenes a distancia, tutorías de tesis, defensas de tesis con jurados que se encuentran en el exterior y concursos de profesores.

La Ariu es una asociación civil sin fines de lucro y nacida en 2001. Lo definen como un emprendimiento de las universidades nacionales e institutos del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), conformado por 49 instituciones.

La modalidad permite, por ejemplo, que dos docentes distanciados geográficamente tomen concurso a una persona ubicada en un tercer lugar., o realizar reuniones entre académicos de distintos países.

Beneficios. "Creemos que las nuevas tecnologías actúan como facilitadoras en el ámbito universitario. Vemos con satisfacción que, al percibir los beneficios de la videoconferencia, son cada vez más los directivos, docentes y personal administrativo que la incorporan en sus actividades. Es un avance enorme en la educación pública", señala Guillermo Cicileo, coordinador general de Ariu. "Esto es posible porque las instituciones cuentan con una red de datos potente y con buena velocidad, en línea con las últimas innovaciones tecnológicas. Además de las ventajas a nivel académico, la red integra a las universidades nacionales de todo el país y permite una mayor colaboración entre ellas", agrega.

En tanto, Eugenia Márquez, rectora de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (Unpa), comenta: "Para nosotros el uso de la videoconferencia es una herramienta muy significativa. Garantiza a los estudiantes oportunidades de inclusión en la educación superior a nivel académico, más allá del lugar físico en el que se encuentren y, para una universidad como la nuestra, ubicada en una geografía tan compleja como la Patagonia Austral, esto es una necesidad. Docentes y alumnos se comunican desde distintas partes del país y del extranjero, tanto para el acceso en carreras de grado como en el postgrado. Esta herramienta facilita clases, exámenes y concursos de públicos a distancia; también nos permite articular grupos de investigación. Además, el uso constante de estos sistemas de interacción permite desarrollar a estudiantes, investigadores y gestores universitarios las competencias en las comunicaciones del mundo actual. Y más allá de la infraestructura tecnológica que permite el desarrollo de las comunicaciones, es muy importante el apoyo recibido por el personal de Ariu, por su capacidad, predisposición y calidez humana, sin ellos los resultados no serían los mismos".

En 2009 y a partir de una política llevada adelante por la Asociación y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) para promover el uso de la tecnología en el ámbito educativo, las facultades de ingeniería de las universidades nacionales adquirieron equipos de videoconferencia Tandberg junto con pizarras interactivas y proyectores, en el marco del programa Promei. En 2013 se continuó con la inversión por parte de la SPU sumando un equipo de mayor capacidad que permite conectar a múltiples participantes que se encuentran en distintos lugares geográficos. El nuevo equipo, suministrado por el integrador Logicalis, tiene capacidad para conectar hasta 80 puntos, posibilidad de videoconferencia en alta definición.

Dinámica. La videoconferencia es útil para ampliar la oferta académica con más clases virtuales y mejora la experiencia docente alumno, la vuelve dinámica y posibilita la relación cara a cara. Brindan las mismas oportunidades a toda universidad.

Ariu trabaja por la comunicación informática entre las universidades nacionales y promueve la investigación informática, tecnológica, educativa y el desarrollo cultural en el área de las tecnologías de información y comunicaciones. Administra la Red de Interconexión Universitaria (RIU), plataforma tecnológica que desde 1997, interconecta las universidades y brinda la posibilidad de utilizar aplicaciones y servicios avanzados. También promueve la integración de la comunidad académica universitaria nacional. Además, administra el sistema de dominio edu.ar para todo el sistema educativo nacional desde 1995.

Comentarios