Edición Impresa
Miércoles 02 de Julio de 2014

Las tribunas de los Di María allá y acá

"El corazón fue para su mujer y su hija. Para ellas es su corazón".

Cuando la pelota entraba al arco de Suiza tras el zurdazo de Angelito, en la casa rosarina de los Di María una vela blanca saltaba por el aire. Así lo contó Evelyn, una de las dos hermanas del autor del golazo. Angel está en Brasil y allá están su papá Miguel, su mamá Diana, su mujer Jorgelina, su hija Mía y su hermana Vanesa. Los únicos que se quedaron hasta ayer en Rosario son Evelyn y su tío Gustavo, hermano de la mamá.

"Estuvimos viendo el partido acá en la casa de la familia, y como las cosas no se daban Evelyn fue a prender una vela blanca. Pero justo cuando estaba en eso Angelito metió el gol y la vela voló a cualquier parte porque nos pusimos a gritar y festejar como locos", relató Gustavo, quien estuvo frente a la tele con sus hijos Tamara y Nair. Una tribuna de Di María, acá y allá. Y parece que esto de prender velas para llamar a la suerte no es la única cábala que tiene la familia de Angelito. Evelyn reconoció que toda la familia, hasta Mía de sólo 14 meses, cruzan los dedos para el encuentro. Así se la vio a la chiquita, con camiseta argentina con la inscripción de "Papá", chupete rosa y con los deditos cruzados. ¿Y el corazón que formó Angel tras el gol, a quién se lo dedicó?, preguntó Ovación.

"El corazón fue para su mujer y su hija. Para ellas es su corazón, aunque cuando se chupa el dedo es para su nena", dijo la tía chocha y a poco de partir a Brasil para juntarse con toda la
familia, porque Angel les mandó el pasaje.

Comentarios