Edición Impresa
Sábado 09 de Octubre de 2010

"Las tortugas también vuelan": noticias de un niño mutilado

Por Juane Basso (*) / "Las tortugas también vuelan" (2004) es quizás una de las películas que más me impactó en los últimos años. Del director kurdo Bahman Ghobadi recrea la vida de los habitantes de un pueblito que se encuentra en la frontera entre Irán y Turquía, en plena zona del Kurdistán iraquí, que buscan una antena parabólica para conseguir noticias acerca del inminente ataque de Estados Unidos contra Irak.

"Las tortugas también vuelan" (2004) es quizás una de las películas que más me impactó en los últimos años. Del director kurdo Bahman Ghobadi recrea la vida de los habitantes de un pueblito que se encuentra en la frontera entre Irán y Turquía, en plena zona del Kurdistán iraquí, que buscan una antena parabólica para conseguir noticias acerca del inminente ataque de Estados Unidos contra Irak.

Una película de una dureza extrema —sólo basta mencionar que los protagonistas son niños mutilados que se ganan la vida desactivando minas—, que permite acercarse a la complejidad de esa realidad tan particular de los Kurdos, y que al mismo tiempo "pinta el mundo" con trazos de un humanismo superlativo.

El mundo de los chicos, la solidaridad, el amor, la ingenuidad, el instinto de supervivencia, los dilemas del tercer mundo, el imperialismo, el autoritarismo, las identidades nacionales, y la guerra son algunos de los tópicos abordados y que bien podrían ser trabajados desde el filme para una clase escolar o una charla debate.

El rol de los medios de comunicación, un debate tan presente por estos tiempos, es otro gran tema presente. El propio director se refirió una vez a este punto en una entrevista: "Todos los personajes buscan información vía satélite sobre la guerra que se avecina, pero les llega a través de las predicciones del niño mutilado. Esto se debe a que las cadenas de televisión pertenecen a grupos de intereses que consideran a los ciudadanos del mundo como simples figurantes. Nos imponen su guerra sucia para ganar más dinero. Dada la situación en que se encuentra nuestra región y sus repercusiones en el mundo entero, yo pongo en duda cualquier forma de información, ¡incluso la prensa escrita!".

(*) Integrante de Hijos Rosario y director de El Eslabón.

Comentarios