Edición Impresa
Viernes 30 de Septiembre de 2011

Las tecnicaturas universitarias que necesita la región

Se dictan en el Politécnico, son de tres años y gratuitas. Preparan técnicos químicos, en sistemas electrónicos y en óptica

Más de 800 alumnos estudian en una de las ocho tecnicaturas universitarias que dicta el Instituto Politécnico de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Una matrícula que va en aumento y no por casualidad: son carreras de tres años, gratuitas, que ofrecen títulos de validez nacional, y con muy buena inserción laboral en la región, tanto que antes de egresar muchos estudiantes ya están trabajando. Otros institutos y facultades de la UNR también ofrecen posibilidades de carreras similares.

Las tecnicaturas se enmarcan en las carreras de pregrado que ofrece la Universidad pública. “Es una modalidad de estudio que se caracteriza por tener mucho acompañamiento docente, buenas perspectivas de trabajo y con formación instrumental para los estudiantes”, indican sobre las propuesta de educación terciaria con que cuenta el Poli, el regente del ciclo terciario, Francisco de Marco, y el coordinador de la carrera de analista universitario en sistemas, Pablo Ramis.

Uno y otro profesor coinciden en analizar que “cada vez hay más interesados en estudiar estos terciarios, por lo que la matrícula va en aumento”. Un dato que suma es saber que los títulos que ofrecen permiten, en muchos de los casos, articular con otros estudios superiores. Estas carreras son las de analista universitario en sistemas, y las de técnicos universitarios en sistemas, en construcciones, en gestión y producción, en mecatrónica, en óptica, en plásticos y elastómeros, en química y en sistemas electrónicos.

Buena parte de los que ingresan son recién salidos de la secundaria, también “provienen de otras formaciones o bien trabajan, y muchos otros son adultos que decidieron retomar los estudios superiores”, indican los profesores del Politécnico. Algo que entusiasma es la extensión de tres años de los planes de estudio, también el horario de dictado presencial, que va de lunes a viernes a partir de las 18 y hasta las 22.30.

Demanda. Pero sobre todo suma el promisorio horizonte de trabajo para los egresados. “Hay un interesante crecimiento de demanda laboral paras todas estas carreras, tanto que muchos alumnos empiezan a trabajar aún antes de recibirse, ya desde el 2º año de cursado muchos empiezan a conseguir trabajo, y las empresas van a buscar estudiantes”, apuntan De Marco y Ramis. Y detallan que estos terciarios cubren un segmento de demanda moderna, con más autonomía y la capacitación para manejar sistemas complejos.

Los títulos terciarios del Poli tienen el plus de ser reconocidos por la Universidad pública, además del Ministerio de Educación de la Nación, y por tanto tener validez nacional. Una de las características que resaltan tanto De Marco como Ramis “es el seguimiento que se hace de los alumnos, con tutorías”, lo cual redunda “en una mayor retención”.

Requisitos. Para ingresar se pide el secundario completo. También aprobar un “examen de nivelación” de matemática que es obligatorio y para cualquiera de las tecnicaturas que se elija. Y luego otro de física o química, según el estudio elegido. Para esta prueba el Instituto Politécnico desarrolla un curso de nivelación que se dicta los sábados (no es obligatorio y ya está abierto para su cursado). En tanto que el examen final se toma para todos los aspirantes el 28 de febrero de 2012, en tanto que el de física o química el 29 de febrero también del año entrante.

“El examen es diagnóstico, no buscamos ser restrictivos, pero sí apuntamos al funcionamiento de las clases”, anticipan los profesores sobre esta prueba llamada de nivelación.

Las clases son teóricas y también prácticas, “que dictan mayormente profesores que además son profesionales en lo que enseñan, y por tanto hablan también desde el oficio”. Además las tecnicaturas cuentan con un plan de becas para los alumnos, en tanto que “reciben mucho apoyo de los Planes de Mejora que otorga la Nación, en especial en dotar de equipamiento a los talleres y laboratorios”.

Extensiones. Además de la oferta académica que se dicta en la sede del Politécnico de Rosario, en Firmat y en Las Parejas funcionan dos “extensiones áulicas” de las tecnicaturas. Se trata de posibilitar que los jóvenes del lugar no se tengan que trasladar a Rosario, y también seguir estudiando una titulación que se ajuste a las necesidades del lugar.

Por eso, De Marco y Ramis explican que actualmente en Firmat se pueden cursar las tecnicaturas de analistas en sistemas, de gestión y producción y la de mecatrónica industrial. Este último estudio, más pensado para esa región. La otra “extensión” se da en Las Parejas y es de gestión y producción. Estas aulas universitarias que desarrollan su tarea en Firmat y Las Parejas — la idea es abrir más en otras localidades — “funcionan en convenio con los municipios y las empresas de la zona”.

Hacia el final el regente del terciario del Politécnico, Francisco De Marco, subraya la importancia de contar con estos estudios gratuitos, de alto acompañamiento académico, que ofrece la Universidad pública y forma para un campo de trabajo que demanda cada vez más de estos profesionales.

Comentarios