La Región
Lunes 31 de Octubre de 2016

Las rutas santafesinas se cobraron seis víctimas fatales

Cuatro jóvenes que viajaban hacia Bustinza fallecieron en la ruta 9 y dos que lo hacían desde Las Rosas hacia San Genaro volcaron en la 65.

Nuevamente el domingo dos rutas del territorio provincial fueron escenario de dos accidentes automovilísticos que dejaron un saldo de cuatro muertes el primero y dos el segundo en el que también hubo un herido de consideración.

   El más grave incidente ocurrió en la madrugada, cuando el conductor de un Renaul Clío que circulaba por la vieja ruta nacional 9 en cercanías de la localidad de Correa, por razones que se tratan de establecer perdió el control de su vehículo y se salió de la cinta asfáltica a la altura del kilometro 367, en inmediaciones del arroyo Cañada de Gómez.

   En el hecho intervino personal policial de la Comisaría 5ª, dependiente de la Unidad Regional X del Departamento Iriondo, fueron alertados de un accidente en la Ruta Nacional 9, km 367, en cercanías al arroyo Cañada de Gómez.

   Las víctimas fueron identificadas como Sebastián Alejandro González, de 31 años y propietario del vehículo; Nahuel Hernán Leguizamón, de 25 años; Diego Ariel Ribulgo, de 41 años, todos oriundos de Bustinza, y Juliana Belén Monserrat, de 21 años, de la localidad de Correa.

   Durante el procedimiento participaron además efectivos del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Correa y agentes del Comando Radioeléctrico con base en Cañada de Gómez, quienes asistieron al accidente y cortaron preventivamente la ruta 9 a la altura del cruce con la ruta provincial 91, para evitar la circulación de vehículos hacia Córdoba-Rosario, con el fin de prevenir posibles accidentes.

En Las Rosas. Dos jóvenes de unos 30 años murieron y otro resultó herido durante la mañana de ayer al volcar la camioneta Toyota Hilux en la que viajaban por la ruta provincial 65, con rumbo a San Genaro a la altura de la ciudad santafesina de Las Rosas, 128 kilómetros al oeste de Rosario, informaron fuentes policiales.

   Oriundas de San Genaro, las dos víctimas fatales fueron identificadas como Mario Velázquez, conductor del vehículo, y Nery Albera, acompañante, en tanto que el tercer pasajero es Nicolás Merlino, quien viajaba atrás, y se encuentra internado en grave estado en la Clínica Regional Privada local. Por causas que se tratan de establecer, la Toyota dio varios tumbos en la curva conocida como Las Lomas.

   El jefe de la comisaría 1ª de Las Rosas, Dante Sandoval, contó a una radio local que el aviso del hecho les llegó por medio de un chofer de una línea de colectivos. También indicó que cuerpos de los jóvenes fallecidos "fueron trasladados a Rosario para la autopsia que se cumple en el Instituto Médico Legal".

Vuelco. También ocurrió un accidente en el kilómetro 30 de la ruta nacional 34 pero en este caso afortunadamente no hubo víctimas fatales, aunque si tres personas heridas. Un Chevrolet Corsa gris tumbó luego de una maniobra de sobrepaso fallida. El conductor del automóvil intentó pasar a un camión que circulaba en su mismo sentido y el chofer del rodado mayor realizó una maniobra similar para sobreponerse a otro camión encerrando al vehículo menor. El conductor del camión continuó la marcha y no asistió a las víctimas.

   El Corsa era conducido por Héctor Jacovich, de 66 años acompañado por su esposa Graciela Arce, de 61 y su hermana Orfilia de 74, todos, oriundos de Totoras, fueron derivados a un hospital de esa ciudad, donde permanecen internados con heridas de distinta consideración.

   En este accidente, el primero en auxiliar a las víctimas fue un cronista de este diario que inmediatamente después de observar el vuelco llamó al 911. El llamado fue atendido a las 14.13 por un agente de la comisaría de Salto Grande. Luego de escuchar el relato sobre lo ocurrido, los datos de la ubicación, la cantidad de heridos y de escuchar la solicitud con urgencia de una ambulancia, el policía dijo a través del teléfono que inmediatamente pondría en funcionamiento el sistema de alerta.

   Unos 35 minutos después llegó al lugar una patrulla de la comisaría de Luis Palacios. Recién allí un sargento de apellido Pérez dijo que "se debe constatar si el llamado era real" para luego llamar por su celular a una ambulancia. El vehículo de asistencia llegó al lugar a las 15.10, cuando una de las víctimas ya estaba descompensada.

   L. E. B.

Comentarios