Información general
Miércoles 31 de Agosto de 2016

Las reglas de la exitosa empresa que no tiene jefes y los empleados se van juntos de vacaciones

Se trata de una empresa de videojuegos con trabajadores que deciden juntos sus salarios y no rinden cuentas a nadie.

La historia de Valve Corporation empieza en 1996 cuando Gabe Newell y Mike Harrington, ambos empleados de Microsoft, deciden pasarse al mundo del videojuego. Su primer trabajo fue Half-Life, que tuvo un gran éxito y generó grandes beneficios gracias a sus expansiones. Más adelante y después de algunos revuelos, pusieron a la venta el Counter Strike, la versión modificada del primero, que llegó a todos los rincones del planeta.
En el año 2002, Valve anunció su plataforma de distribución digital Steam. Desde sus inicios ha servido tanto para grandes corporaciones de software de videojuegos como para pequeños desarrolladores independientes.
En esta compañía no existen los jefes. Los empleados eligen donde quieren sentarse, lo que quieren hacer y los salarios se deciden entre los compañeros. Además, una vez al año todos los trabajadores se van juntos de vacaciones.
Estas condiciones se conocen porque se filtró en internet el manual de esta estructura de empresa tan atípica. DJ Powers, empleado de Valve, comentó que en la compañía "son libres de trabajar en lo que se considere más interesante, nadie rinde cuentas a nadie porque siempre se sabe que el tiempo está siendo dedicado a un buen objetivo".
En la mayoría de las corporaciones la disposición de los lugares del trabajo es fija, en agrupaciones de mesas donde el lugar se asigna y no hay cambios habituales. En las oficinas de Valve no sucede lo mismo. "Cambiamos las mesas (ya que se mueven gracias a unas ruedas) y nos agrupamos en equipos según las características que estemos trabajando o bien para hacer una puesta en común de ideas para terminar un juego".

Comentarios