Policiales
Domingo 14 de Agosto de 2016

Las pruebas que lo mantuvieron detenido

Cristian Vivas junto a otros dos patovicas del bar La Tienda y dos policías que hacían adicionales la madrugada en la que desapareció Gerardo "Pichón" Escobar estuvieron un año detenidos en el marco de una investigación controvertida que se fue consumiendo entre problemas de competencia e incompetencia de un Poder Judicial que no sabe cómo afrontar los cambios sociales que ya comienzan a afectarlo incluso puertas adentro de sus palacios.

Entre las pruebas contra Cristian Vivas para ser imputado del homicidio de Pichón (los otros cuatro hombres estuvieron presos como encubridores) hubo un video que captó el momento en que le pega a unos metros del bar La Tienda. "Lo disuadí para que se fuera. Y se fue", insiste. No puede asegurar que no le pegó una patada, que no lo fajó. Pero se muestra convencido de que no lo mató. Sus abogados, Eduardo Sosa y Ariel González Cevallos, remarcan esa idea alegando datos de la autopsia.

El celular. Otro vínculo de Vivas con la causa es la localización del celular de Pichón cerca de la casa del custodio. "Ahí había una pensión donde vivía gente que conocía a Escobar. Incluso el dueño dijo que Escobar había estado ahí unos días antes. Esa línea nadie la investigó", dicen los abogados, críticos con la investigación de los fiscales provinciales.

La detección del celular de Vivas en la zona portuaria (por esos días Pichón aparecería muerto en el río) también pesó contra el portero de La Tienda. "El celular estaba a mi nombre pero lo usaba mi hija, que estaba en la casa de mi hermano que vive cerca del puerto", responde. Y sobre los policías que figuran entre los contactos de su Nextel, dijo que "no es raro" después de once años trabajando en la noche.

Mientras insisten en que los fiscales dejaron líneas importantes sin investigar, los abogados de Vivas coinciden en respaldar la decisión del juez federal Marcelo Bailaque de liberar y sobreseer a los cinco detenidos por el caso. "Fue el único que leyó la causa y dictó un fallo imparcial y objetivo. Dijo que estos tipos que estaban presos no fueron y que investiguen por otro lado", sostiene Cevallos.

"Quiero saber qué pasó con Escobar", también reclama Vivas. "Yo no lo maté. Me propusieron juicios abreviados y respondí que prefería comerme diez años preso, pero no iba a firmar nada porque soy inocente".

Comentarios