Río 2016
Sábado 06 de Agosto de 2016

"Las potencias nos miran distinto", destacó el rosarino Manuel Brunet

El rosarino Manuel Brunet se refirió a las chances de la selección argentina, que hoy debuta ante la poderosa Holanda.

"No hizo ni falta charlarlo, cuando salió el cronograma de partidos sabíamos que no íbamos a poder estar en la ceremonia inaugural. Es más que obvio que el día previo a un partido hay que quedarse descansando para guardar piernas".

Manuel Brunet se consuela levemente por no haber podido concurrir ayer al Maracaná, pero tiene demasiado claro que vino a Río para competir y seguir instalando a Los Leones, la selección masculina de hockey sobre césped, en el lote de los privilegiados protagonistas, aunque todavía un par de escalones por debajo de las grandes potencias.

Argentina, medalla de bronce en el Mundial 2014, está agazapada apenas detrás de los candidatos, lista para dar el zarpazo. Y lo que es más importante, con todas las cualidades y capacidades para lograrlo.

"Mirá (interrumpe), Argentina está para ganarle a cualquiera, pero si no se hacen bien las cosas, puede perder con cualquiera".

La historia comenzará a escribirse hoy, nada más ni nada menos que ante Holanda, subcampeona del mundo (a las 10, TV Pública y TyC). El primer objetivo, según Manu, es llegar al cruce de cuartos de final con el equipo lo más afilado posible.

—Seguramente la decisión de no concurrir a la ceremonia hubiera sido la misma ante cualquier rival, pero encima juegan con Holanda

EM_DASHSí, sin dudas. Holanda es una de las 2 ó 3 potencias a nivel mundial, pero no hubiese cambiado la decisión si tuviéramos un rival más accesible. La ceremonia inaugural es algo único, pero estar 5 horas parado cansa bastante. Lo lógico es descansar si al otro día tenés competencia como nos va a pasar a nosotros. Yo viví la ceremonia de Londres y fue espectacular, pero no podemos ir. Creo que todos los deportistas que compitan mañana (hoy) van a priorizar el descanso.

—¿Por qué habría que ponerles una ficha a Los Leones en estos Juegos?

EM_DASHCreo que Argentina se ganó un respeto a nivel mundial y lo obtuvo en base al trabajo y a los resultados. El tercer puesto en el Mundial 2014 fue algo histórico para el hockey masculino, creo que fue una plataforma para crecer y todavía estamos por ese camino. El equipo está cerca de su techo, pero todavía no lo tocó. Venimos haciendo buenos torneos, teniendo buenos resultados y hoy las potencias nos miran distinto. Eso nos lo ganamos en la cancha.

—En los últimos años hubo un crecimiento explosivo del equipo, ¿o para ustedes que están adentro fue más gradual?

EM_DASHUn poco de cada cosa. En realidad creo que se veía venir, y además explotó el hockey masculino porque hay una camada que es la mejor de la historia. Fijate que este equipo ganó el campeonato mundial junior en 2005 y hoy nos agarra a todos en una edad muy buena para la competencia, promediando los 30 años. Agregale que tenemos al mejor tirador de córners del mundo (Gonzalo Peillat) y a un arquero con muchísima experiencia (Juan Manuel Vivaldi). Es un conjunto de cosas que hacen que hoy el hockey masculino de Argentina pueda estar en el top 5 a nivel mundial.

—Los rivales a vencer son los de siempre.

EM_DASHAustralia, Holanda, Alemania, Inglaterra, Bélgica y nosotros. Esos son los 6 mejores equipos del mundo. También tenés que tener en cuenta que nadie te regala nada. No es como en el hockey femenino en el que el 8 del mundo no le gana nunca al 2. En el masculino si no tenés un buen día, no te llevás nada.

—Ustedes mismos ganaron muchos partidos en los que no eran favoritos.

EM_DASHExactamente. Lo hemos demostrado estando octavos o novenos en el mundo. Hoy es al revés porque estamos más arriba en el ránking, pero los partidos son igualmente complicados. Tenemos un camino duro, arrancamos con Holanda, pero vamos a tratar de ir creciendo partido a partido para llegar de la mejor manera al cruce.

—De los partidos de preparación el dato saliente fue el 3 a 0 a Australia, pero, ¿por qué fue tan picante el partido con Bélgica?

EM_DASHNo hubo nada del otro mundo. Son amistosos que se juegan en serio. Los dos queríamos ganar, nadie regala nada, nos conocemos mucho y nos enfrentamos mucho. Por ahí uno pone un palito de más o hay algún empujoncito y se calienta un poco el ambiente, pero no pasó nada.

—Quizás sea porque estamos más acostumbrados a ver a Las Leonas y el hockey masculino es mucho más vehemente, más rápido.

EM_DASHSeguro, no tiene nada que ver con el de mujeres, es mucho más físico y agresivo. Suceden muchas más situaciones de fricción o contacto. Es probable que el que no está acostumbrado se sorprenda, pero para nosotros es normal.

—La presión de saberse con chances y de que los rivales también lo sepan, ¿es un plus o un peso?

EM_DASHEs un plus de confianza que les pasa más presión a nuestros rivales. Ya no somos el equipo que puede tener un buen partido, sino el rival que nadie quiere enfrentar.

—En los Juegos Olímpicos todo el mundo se vuelve especialista de todos los deportes y opina. ¿Cómo hace el ciudadano común para no posicionar a Argentina como candidata al oro después de haberle ganado 3 a 0 al mejor equipo del mundo hace unos días en una práctica?

EM_DASHEs muy difícil hacer un análisis muy fino de un amistoso. Creo que ellos tampoco quisieron mostrar mucho. Son partidos de preparación en los que a veces uno busca algo específico. Pero les jugamos a full y les ganamos bien.

—¿Hay acompañamiento de la familia, de los amigos?

EM_DASHSí, va a estar mi mujer con mi hijo, mi hermana con mi sobrina y viene completo mi grupo de amigos del club. Va a haber mucha gente apoyándonos y estoy muy contento por eso. Va a ser un plus. Tener a la familia en la tribuna no tiene precio y me siento privilegiado por eso.

Comentarios