Política
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Las polémicas dietas detonan ahora diferencias entre senadores y diputados

Además, Barletta (UCR) y Grandinetti (Frente Renovador) alertaron que ganan menos que sus pares santafesinos.

Pese a la suspensión del aumento en los gastos de representación y en los pasajes, que junto al incremento acordado en paritarias arrojaba una suba promedio de 47 por ciento, decidido ayer por el titular de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, la controversia centrada en las dietas de los legisladores no se aplacó y avivó diferencias con los senadores. En tanto, en la Cámara alta esperan el regreso de la vicepresidenta Gabriela Michetti para redactar una resolución conjunta que retrotraiga la actualización.

El líder del Frente Renovador (FR), el diputado nacional Sergio Massa, valoró la decisión de Monzó de suspender parcialmente el incremento en las dietas, aunque pidió hacer un "seguimiento" de los sueldos del Poder Ejecutivo.

Su par de bancada Felipe Solá aseguró estar "contento con la reducción del aumento de las dietas", y agregó: "No quería que me griten en la calle. No nos pareció un desatino de Monzó haber decidido el aumento, pero cayó mal en la sociedad".

Otro massista, el rosarino Alejandro Grandinetti, alertó: "En Santa Fe los diputados ganan más del doble que nosotros". Y avaló el freno parcial al incremento legislativo.

Por su parte, la diputada del PTS/Frente de Izquierda Myriam Bregman consideró que "el rechazo popular hizo que el oficialismo tuviera que retroceder con el dietazo" que denunció su sector político.

"Insistimos en que todos los diputados deben ganar como un docente. No puede ser que los que ejercen funciones públicas no vivan como el resto del pueblo trabajador", agregó.

A su vez, el diputado radical (en Cambiemos) Mario Barletta indicó que desde 2011 está establecido que los legisladores tomen lo que se acuerde en las paritarias del gremio de los empleados legislativos.

"Acordaron un 18 por ciento en febrero y un 13 por ciento en agosto, lo que genera un poco más del 31. Ese es el aumento de la dieta, a lo que hay que sumarle el desarraigo de los diputados del interior", expresó el santafesino.

"Los diputados nacionales somos los que menos ganamos de todos los políticos. Cobran más en la Justicia, al igual que nuestros pares provinciales", subrayó en declaraciones a La Ocho.

A su turno, el diputado nacional Néstor Pitrola, quien previamente planteó sin suerte en el recinto la nulidad de los aumentos, expresó: "Tenemos en claro que el presidente Mauricio Macri les tiró la oreja para salvar el ajuste a los trabajadores, que rechazamos".

Recomposición. Luego de que Monzó firmara la suspensión parcial de los aumentos, en el Senado, el titular de la bancada PJ-FpV, Miguel Angel Pichetto, avisó: "Todos los jefes de bloques, en una reunión de Labor Parlamentaria, apoyamos la decisión de recomponer la dieta que luego se instrumentó, como corresponde, a través de una resolución conjunta de los presidentes de ambas Cámaras".

Al mismo tiempo, la polémica por las dietas avivó las diferencias. En ese sentido, los representantes de Diputados se quejaron porque "nadie acusa a los senadores", mientras que en la Cámara alta un importante legislador deslizó: "También nos pegan, pero somos menos y hacemos menos lío".

Monzó había anunciado en la madrugada de ayer la suspensión de los aumentos a raíz de la reacción de la opinión pública. Aunque la decisión la tomó luego de la declaración de Macri, quien el miércoles —en su vista a Santa Fe— exhortó a los legisladores a "no pasarse de largo" con los incrementos en sus dietas .

En rigor, sólo retrotrajo los aumentos en los valores que se pagan por cada tramo de los pasajes, que habían pasado de 297 a 500 pesos (terrestres) y de 690 a 1.500 (aéreos). Cada legislador recibe 20 tramos de aéreo, que habían pasado de 13.400 a 30.000 pesos, mientras que otra cantidad de voucher terrestre se elevó de 5.900 a 10.000.

Esos valores se retrotrajeron en Diputados y, según voceros oficialistas, la alternativa a analizar es nominar todos los pasajes para evitar posibles canjes (hasta ahora sólo la mitad tiene identificación).

Lo que dejaron claro en el oficialismo es que el 31 por ciento de aumento de la dieta, tomado de la paritaria firmada con el gremio de los trabajadores legislativos, se mantiene. Como también la actualización por desarraigo.

Roberto Basualdo, senador por el peronismo disidente, aclaró que los pasajes los suele "donar" para que chicos de las escuelas de San Juan "conozcan el Congreso, viajen en subte y vayan a la Casa Rosada".

Pero aclaró: "El sueldo no me alcanza para quince días. Es una miseria porque con el desarraigo llegó a 90 mil pesos, pero para la ayuda que hago tengo que poner plata de mi bolsillo".

Comentarios