La ciudad
Domingo 28 de Agosto de 2016

Las motos ya participaron en la mitad de los arrebatos denunciados en lo que va del año

Se trata del tipo de vehículo sobre el que se comenzó a realizar controles más exhaustivos, entre las 19 y las 7.

Según datos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), los asesinos que causaron el 20 por ciento de los 233 homicidios que se registraron en Rosario el año pasado, se movilizaban en moto. Ese vehículo, sobre el que ahora se extreman los chequeos y controles, ya participaron en la mitad de los robos y arrebatos que se perpetraron en la vía pública y fueron denunciados en lo que va del año.

Antes de la masiva marcha del jueves pasado, en la que miles de rosarinos reclamaron seguridad y justicia, la intendenta Mónica Fein buscó anticiparse a las críticas y reaccionó con nuevos anuncios en materia de seguridad. La intensificación de los chequeos a quienes se movilizan en moto, fue uno de esos anuncios.

Los operativos se realizan en conjunto con las fuerzas policiales. Entre las 19 y las 7, los retenes dispuestos en distintos barrios y en el centro exigen identificación obligatoria en el casco (a futuro y si el Concejo lo aprueba deberán tener el dato de dominio correspondiente al vehículo. Una iniciativa de 2010 presentada oportunamente por el concejal radical Jorge Boasso).

Al momento del lanzamiento de la medidas, la intendenta Fein recordó que "muchos de los temas de delito que tenemos están relacionados con motos en las que van dos personas". Razón por la cual, puso en marcha un paquete de medidas que incluye el refuerzo en los controles junto a la policía "para buscar motos robadas, detener a los autores del hecho y buscar armas de fuego que puedan tener".

En Rosario existen 180 mil motos registradas. De ellas, el universo de los rodados que son utilizados para cometer ilícitos enciende un alerta preocupante.

En la mira. Datos oficiales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) permiten dimensionar esta realidad preocupante.

Hasta el viernes pasado, las fiscalías tenían contabilizados en Rosario unos 1.400 casos de robos y arrebatos en la vía pública. En 701 está mencionada por testigos o víctimas la participación de una motocicleta para cometer el ilícito.

Si se analiza la participación de las motos directamente en los homicidios, también resulta preocupante. En los 233 homicidios cometidos durante 2015 existió un 20 por ciento (refiere a unos 48 casos aproximadamente) donde hubo indicios, testimonios o pruebas de que los agresores iban a bordo de un rodado de estas características.

En cuanto a las remisiones al corralón de las motos que presentan irregularidades, los inspectores incautan el vehículo cuando sus titulares no pueden acreditar la documentación en regla o sus ocupantes no tienen los elementos de seguridad obligatorios.

En agosto del año pasado se hicieron 915 remisiones de motos al corralón, mientras que hasta el jueves pasado, ya habían trepado a 767.

Cabe aclarar que cuando la moto tiene pedido de captura no se traslada a dependencias municipales sino que la propia policía confecciona el acta. A nivel administrativo, los motivos de las faltas están repartidas entre la ausencia de documentación y de casco.

Desde comienzos de 2016, la Guardia Urbana Municipal (GUM), áreas de inspección y fiscalización llevan remitidas más de 6.000 motos.

Para recordar el paso de las tropas de Gendarmería, en épocas del ex secretario de Seguridad de Nación, Sergio Berni, en sólo un mes las fuerzas federales secuestraron 3.015 motos en operativos barriales.

Así, en los primeros cuatro meses de 2014 y en el marco de estos operativos fueron remitidos al corralón 5.669 motos y 1.466 autos. Este fue uno de los resultados del desembarco el 9 de abril de ese año de dos mil uniformados federales.

Comentarios