Ovación
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Las luces de Vega

El común del hincha de Newell's no lo tiene muy visto a Leandro Vega. Poco sabe de él y seguramente cuando hace unos días se cerró el fichaje se preguntó si era tan bueno como para cambiar préstamo por préstamo con Denis Rodríguez. A decir verdad, para Rosario es un verdadero desconocido. Quizás la única referencia que invita a creer en sus condiciones es que viene de participar con la selección argentina en los Juegos Olímpicos 2016. El currículum también retrata a un defensor que paseó su talento por todas las divisiones juveniles de la selección nacional. El suceso de haberse criado en el vivero de River también es un certificado de calidad muy característico de los zagueros que dieron sus primeros pasos en el Monumental.

La flamante cara nueva de Newell's no sólo no le escapa a ese sello de fábrica, sino que por lejos es lo más potable a lo que apuntó Diego Osella para reforzar la tan baqueteada última línea. Sin haber debutado, ya es mejor que los defensores rojinegros que jugaron los dos primeros partidos en el torneo. Con esto no se busca ser irrespetuoso con Sebastián Domínguez, Juan Sills, Nehuén Paz o Néstor Moiraghi, pero ninguno de ellos le ata los botines a Vega. No le llegan a los talones por la sencilla razón de que no tiene la técnica depurada del ex jugador de River.

Habrá que ver en qué lugar del campo Osella parará al equipo cuando se decida jugar con Vega y otro acompañante. Se presume que Newell's convivirá más cerca del arco de Luciano Pocrnjic que plantado en la mitad de cancha. Si el equipo se estira como un acordeón, Vega se verá más encerrado y con poco margen de maniobra para demostrar sus condiciones. Porque uno de sus fuertes es la salida limpia. Es de los que no les gusta bartolear la pelota. Igual, cuando está en aprietos ya bajó algún que otro plateísta con un despeje. Pero el hincha de Newell's tiene que estar tranquilo. Vega es lo mejor pese a que aún no jugó.

Comentarios