La ciudad
Miércoles 08 de Junio de 2016

Las farmacias ya no tienen vacuna antigripal

Sólo se consiguen dosis destinadas a Pami. En los centros de Salud pública, en cambio, se sigue inoculando a quienes tienen riesgos.

sdezorzi@lacapital.com.ar

LA CAPITAL

Aunque todavía ni siquiera llegó el invierno, las farmacias de Rosario ya se quedaron sin vacuna antigripal y todo indica que no lograrán reponerla para esta temporada. Sí disponen aún de unas cinco mil dosis destinadas a los afiliados al Pami. "Estamos en una situación muy crítica", advirtió el presidente del Colegio de Farmacéuticos de la 2ª Circunscripción de Santa Fe, Cándido Santa Cruz, quien dijo que están tratando de que las autoridades de la obra social de los jubilados los autoricen a "redistribuir" al menos una parte de esos medicamentos entre quienes lleguen a sus locales con una indicación médica. Sin embargo, el responsable de Epidemiología a nivel provincial, Julio Befani, pidió que las cosas queden claras. "Toda persona que tenga un factor de riesgo se puede vacunar en un centro de salud y no necesita ir a ninguna farmacia", afirmó.

La aclaración viene a cuento, ya que en rigor son las personas que presentan factores de riesgo (menores de dos años y mayores de 65, embarazadas, enfermos crónicos e inmunodeprimidos) las únicas a las que la vacuna les resulta necesaria. Y para ellas, recordó Befani, las dosis están previstas.

"A lo sumo puede pasar que un día un centro de vacunación se quede sin provisión y la persona tenga que ir al día siguiente", explicó, pero en ese caso el faltante sólo se explica por la necesidad de garantizar la cadena de frío a la vacuna, lo que hace que a cada lugar se le distribuya una equis cantidad de dosis diarias.

"Por eso pedimos, suplicamos, imploramos que la gente con factores de riesgo se vaya a vacunar", dramatizó Befani, para aclarar que "mientras siga circulando el virus" se estará a tiempo de inocularse. "Pero mejor hacerlo cuanto antes porque la formación de anticuerpos lleva de dos a tres semanas", advirtió.

Además de tranquilizar acerca de la disponibilidad de las dosis de vacunas en los efectores públicos, el epidemiólogo recordó que la medicación de oseltamivir "sólo se entrega bajo indicación médica".

Y para el resto de quienes cursen una gripe, dijo, "cama y aislamiento durante siete días". No hace falta más.

Sin embargo, a las farmacias siguen llegando muchas personas que sin tener factores de riesgo, se alarman al enterarse de que el virus en circulación por antonomasia este año es el A H1N1 y por eso quieren vacunarse.

"Nosotros tenemos ya varias decenas de vacunas encargadas", dijo el titular de la Cámara de Farmacias de Santa Fe, José Carnevale, dueño de un local en la vecina localidad de Funes.

Aun así, todo indica que esa demanda no podrá ser satisfecha.

A cuidarse. "El escenario a primera vista indica que para este año ya no tendríamos más vacunas: el que se vacunó, bien, y el otro deberá extremar la profilaxis para no contagiarse", explicó Santa Cruz, porque "la totalidad de las dosis encargadas a los laboratorios ya se distribuyeron en todo el país" y no existen nuevas partidas.

Ocurre que en 2015, aseguró Carnevale, "las muertes por influenza en el país se ubicaron un 30 por ciento abajo de lo histórico". En consonancia con eso, también la campaña de vacunación antigripal fue "mucho menos importante".

Y así, este año los farmacéuticos se quedaron cortos con su previsión de demanda. "Es que si no la vendés de marzo a junio te clavás", graficó el comerciante.

Lo que sí queda en las farmacias de Rosario y el sur provincial son unas cinco mil dosis pertenecientes a Pami. Sobre ese punto se generó polémica.

Según Santa Cruz, el Colegio elevó un pedido al Instituto para que les permita "redistribuir" parte de esas dosis al resto de la población "que presente algún riesgo aunque no sea jubilado". Algo que calificó como "necesario".

Pero al respecto Befani fue taxativo: "Toda persona que tenga un factor de riesgo se puede vacunar en un centro de salud y no necesita ir a ninguna farmacia", respondió sin dejar lugar a duda.

También Carnevale vio al pedido como "inviable", ya que "Pami compra sus vacunas a través de una licitación" y se trata de dosis "exclusivamente para jubilados", lo que incluso se controla con un software exclusivo.

Hay 15 muertos en Santa Fe

Hasta ayer, el panorama en Santa Fe consignaba 15 víctimas fatales por gripe, 12 de las cuales vivían en el nodo Rosario, aseguró el titular de Epidemiología del sur provincial, Julio Befani. Además, 14 de los muertos tenían factores de riesgo y ninguno había sido vacunado contra la influenza este año, recordó el funcionario santafesino. En comparación con 2015, este año la circulación de las cepas virales de la influenza se adelantó en siete semanas.

Comentarios