Política
Domingo 30 de Octubre de 2016

"Las elecciones locales de 2017 se harán con boleta única papel"

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, habló además de la reforma constitucional provincial y cuestionó la paridad de género.

El ministro de Gobierno de la provincia de Santa Fe, Pablo Farías, reveló que las elecciones a concejal, intendente y presidentes de comuna, en 2017, se harán bajo el actual sistema de boleta única papel, aunque no descartó que a diputado nacional se vote con boleta electrónica.

Farías dijo en una entrevista con La Capital que el gobierno vuelve a tener entre sus prioridades la reforma constitucional y criticó la forma en que la Cámara de Diputados aprobó la paridad de género.

"Si bien no estamos en un escenario de gran crisis y pérdida de empleo, porque no estamos viendo eso, hay enfriamiento de la economía", dijo el titular de la cartera política a la hora de analizar los trazos gruesos de la economía nacional.

—¿Cómo están atravesando estos días comparados con el inicio de la gestión?

—Tengo la percepción clara de que en términos de gestión estamos bien.

—¿Qué significa que están bien?

—Nos estamos acercando al primer año de gestión, que ha presentado muchos desafíos desde el inicio, cuando tuvimos que enfrentar una emergencia hídrica larga, compleja, que afectó lo productivo. Y fue un año en que los cambios a nivel nacional tuvieron una repercusión muy especial en la provincia. Las modificaciones en las reglas macroeconómicas han tenido un cimbronazo de corte recesivo, que esperamos se superen. Pero, por el momento, esa situación de enfriamiento de la economía en una provincia como Santa Fe produjo mucha sensibilidad.

—¿Advierte que la situación es diferente en las grandes urbes, caso Rosario y Santa Fe, respecto del resto de la provincia?

—Hay realidades económicas distintas porque, en realidad, la parte de la economía que está más ligada a la exportación agropecuaria y a los productos primarios se benefició con la rebaja a las retenciones y el aumento del tipo de cambio. Aunque fue un sector golpeado por la emergencia hídrica. En las dos grandes ciudades y sus conurbanos impacta más la cuestión económica vinculada a lo industrial y los servicios.

—En concreto, ¿Rosario y Santa Fe están peor?

—Si bien no estamos en un escenario de gran crisis y pérdida de empleo, porque no estamos viendo eso, hay enfriamiento de la economía, actitudes muy conservadoras en inversiones y expansión, y mucha preocupación en sectores del comercio y la industria. Somos cautos, pero no alarmistas, porque no vemos pérdida masiva del empleo ni una situación de crisis profunda hacia fin de año.

—¿Sintió que fue una "apretada" la carta que le mandó el comité provincia de la UCR santafesina quejándose por falta de consulta en el proyecto de presupuesto?

—No una apretada, creo que en la vida de un frente político es normal que haya tensiones. Los períodos políticos impactan en la intensidad de esas tensiones. Nos estamos acercando al comienzo de un año electoral y, evidentemente, eso genera mayores pujas, incluso en el interior de los partidos del Frente Progresista. Nos piden un debate muy particular sobre la ley de presupuesto. El gobernador trabajó mucho y rápidamente con todas las áreas del Estado y para cumplir con los plazos faltó más debate. No es que no haya habido debate, lo hubo, con consultas hacia el interior del radicalismo.

—¿Y entonces por qué se quejan?

—Quieren un debate más profundo, más prolongado, que es perfectamente posible. Tenemos tiempo para discutir el tratamiento legislativo hasta fin de año. No hay inconveniente en que lo debatamos. Primero tenemos que consensuar con nuestros aliados la aprobación del presupuesto. No es un dato menor que en esa nota expresen preocupación por la convivencia adentro del Frente todo el radicalismo, no sólo un sector interno. El dato positivo es que la UCR muestre preocupación por el futuro del Frente y la convivencia.

—La fecha de las elecciones será clave. Si ustedes desdoblan los comicios los radicales podrán seguir estando con Cambiemos y con el Frente. Pero si son unificadas, se acabó el doble juego...

—El radicalismo irá a nivel nacional con Cambiemos, así lo anunciaron. Esa definición hace que el gobierno de la provincia sea muy prudente y cauto en la definición sobre elecciones juntas o separadas. Pero la definición del cronograma no sólo debe mirar los intereses de los partidos de gobierno, sino también el marco del consenso con la oposición. Las definiciones deben tener amplio consenso. En otras épocas se modificaban y retocaban los sistemas de acuerdo a las necesidades del partido gobernante, y siempre lo criticamos.

—¿Usted descarta que los comicios nacionales y provinciales se unifiquen en 2017?

—No lo descarto. No está definido. Es una posibilidad.

—¿Y cómo dirigente político, qué prefiere?

—No tengo una preferencia. Dependerá del resultado de las conversaciones. Es más cómodo tener una sola elección y no tantas.

—Máxime si en 2018 va a haber elecciones a convencional constituyente...

—Ojalá podamos llegar con la reforma constitucional. Pero ya tuvimos elecciones separadas y se han desarrollado perfectamente.

—¿El gobierno mantendrá la boleta única papel en 2017 o se adherirá al sistema de boleta electrónica nacional, si es que se convierte en ley?

No se va a instrumentar la boleta electrónica para las elecciones del año que viene, estamos buscando mejorar la transmisión de los datos en cuanto a seguridad y confiabilidad de los escrutinios provisorios.

—¿Se digitalizará la transmisión de datos?

—Estamos tratando de digitalizarlo para que haya una información y transmisión más rápida, con menos porcentaje de errores.

—O sea que los santafesinos elegirán concejales, intendentes y presidentes de comuna con boleta papel...

—Sí. Ya estamos haciendo los preparativos con este sistema. A diputado nacional dependerá cómo se termine legislando.

—¿Y le gusta este cambio de sistema?

—Me parece interesante explorar avances metodológicos en la forma de votar. No le tengo miedo al voto electrónico. Esas posibilidades de hackeo son evitables. Hoy es más importante la boleta única que el método que se utilice para la votación.

—¿Qué opina como ministro de Gobierno sobre la paridad de género que votó Diputados?

—Para el Partido Socialista es un postulado resuelto y definido. Sí preocupa la forma en que se dio la votación. Hubo un quiebre en los consensos que uno desea, y eso debilitó el tratamiento. Hubo bloques que se abstuvieron, otros que votaron en contra. Hubiera sido mejor que pasara el tema por comisiones y tuviera dictámenes positivos.

—¿Y por qué no se avanza con a limitación de los mandatos legislativos? Hasta provincia de Buenos Aires lo reguló. Es muy necesario.

—Nuestra Constitución es extremista, porque en todos los cargos plantea la reelección indefinida, salvo el caso del gobernador y vice, a los que no les permite ninguna. Sería bueno que los cargos legislativos tuvieran una sola reelección, y los Ejecutivos también. Hay que avanzar, aunque en mi opinión sólo es posible con una reforma constitucional.

—Pero si se plantea la limitación de mandatos, los actuales senadores no van a querer...

—(Se ríe). Bueno, es lógico que haya puja de intereses, pero se podría buscar una forma de entendimiento y llegar a lograrlo en el tiempo que viene.

Comentarios