Clásico Copa Santa Fe
Lunes 25 de Julio de 2016

Las dos caras del mismo empate

Los entrenadores de Newell's y Central se fueron con sabores distintos. El local, disconforme. El visitante, muy tranquilo

Vojvoda: "No me voy feliz, me hubiese gustado ganar"

La idea era tener la pelota, aprovechar las bandas, romper la defensa rival en cualquiera de las formas posibles. Y sobre todo, poder dar un paso adelante en la definición de esta llave de Copa Santa Fe acreditando un triunfo como local, para esperar la vuelta del domingo en Arroyito, con margen a favor. Pero sólo algunas de esas ideas le salieron al Newell's de Juan Pablo Vojvoda: tuvo la pelota, es cierto. Tuvo la posesión, es cierto. Por momentos hirió por las bandas, es cierto. Pero no lo pudo capitalizar en la red. Aún jugando la mitad del partido con un hombre de más. De ahí la bronca.

"No estoy feliz por este resultado, me hubiese gustado ganar. Este juego es para ganar, éramos locales y no lo pudimos conseguir", se sinceró el DT, quien igualmente resaltó que "también hay que decir que Central controló su partido. A partir de que ellos se quedan con diez hombres controlaron defensivamente. A mi equipo le faltó ese desequilibrio más constante por las bandas. A veces se conseguía algo, pero los centros eran despejados por una defensa muy cerrada que era lógico que así fuese porque se encontró con uno menos".

El entrenador rojinegro señaló que tiene claro que al menos hay cinco vías para romper las defensas rivales, pero que Newell's sólo intentó por 3 ó 4 de ellas. Sin embargo, no se lo reprocha a sus pibes: "Esto es un clásico, ellos son chicos y era la primera vez que jugaban con este marco (de público)".

De cara al duelo del domingo, Vojvoda se ilusionó con tener más espacios para implementar su receta, aunque reconoció que "el rival no se va a regalar. Vamos a tener que trabajar para fabricar esos espacios que hoy (por ayer) nos costó encontrar".

Como todos los que ayer estuvieron en el Coloso Marcelo Bielsa, Vojvoda mostró preocupación en torno a los incidentes que retrasaron el inicio del segundo tiempo y lo interrumpieron un rato después, por el accionar de algunos barras: "El parate perjudica no sólo a mi equipo sino también al espectáculo, perjudicó a la gente que quería ver fútbol. Eran diez personas que no querían lo mismo y eso no me gustó".

Fernández: "Fue un buen resultado por como se dio"

Muy tranquilo tras el encuentro, el DT canalla Leonardo Fernández evidenció que el premio había sido bueno. No pudo alzarse con la victoria, pero por contexto y circunstancias de juego el 0 a 0 no le cayó mal a Central. Salvo por el par de situaciones claras que tapó el arquero Jeremías Ledesma (ver página 6), el conjunto de Arroyito no pasó zozobras. No le sobró nada porque jugó con un hombre menos la mitad del partido por la expulsión tonta de Martinich, pero hubo tramos en los que la diferencia numérica no se notó.

"Con un hombre menos tuvimos que tirar las líneas algo hacia atrás, tapar los laterales porque ellos tienen un buen trabajo de desdoble por afuera, aunque nos acomodamos muy bien en ese sector y prácticamente no nos preocuparon más allá de algún remate. Nos faltó un poquito más de tenencia de pelota cuando estábamos 11 contra 11, tenerla más para encontrar espacios. Pero este fue un buen resultado por cómo se dio el partido, 45' con un hombre menos. Al encuentro que viene lo podemos encarar con un poco más de optimismo", analizó Leo Fernández.

El DT reconoció que esperaban un partido en el que Newell's quisiera hacerse dueño de la pelota, aunque pensaba contrarrestarlo con buena presión. Un tiempo lo logró y vio sus frutos en la necesidad de la Lepra de empezar a tirar pelotazos. Y ahí, en el sector aéreo, el dominio fue todo del conjunto canalla.

De cara a la revancha, Fernández dijo: "No importa cómo llega uno, cómo llega el otro, lo importante es que hubo una buena señal, ahora hay que reacomodar un poquito el equipo y en la cancha nuestra esperamos hacer la diferencia".

Por último, el DT rescató el marco en el que se enfrentaron estos jugadores (habitualmente de reserva y algunos suplentes de primera), diciendo que "seguramente la experiencia que han tenido hoy (por ayer) va a servirles mucho el día de mañana, lo que se vive en el campo de juego con público es un eslabón más en esta etapa formativa, teníamos en cancha jugadores de categorías 98 y 99 y por supuesto que esto es muy nuevo para ellos pero también muy motivador".

De los hechos desafortunados en la tribuna popular sur, opinó: "Siempre la violencia en el fútbol está de más, queremos vivir una fiesta".

Comentarios