Política
Miércoles 08 de Junio de 2016

Las críticas obligaron a Macri a virar de posición

El presidente Mauricio Macri admitió ayer la posibilidad que se modifique el polémico artículo 85 del proyecto de ley de blanqueo de capitales, que abre la posibilidad de penar con prisión a la prensa que difunda información de evasores fiscales que se acojan a ese beneficio.

El presidente Mauricio Macri admitió ayer la posibilidad que se modifique el polémico artículo 85 del proyecto de ley de blanqueo de capitales, que abre la posibilidad de penar con prisión a la prensa que difunda información de evasores fiscales que se acojan a ese beneficio.

"Feliz día para todos, espero que puedan seguir trabajando con comodidad, porque nuestro gobierno cree en el rol fundamental que tienen en la defensa de las libertades que es la libertad de expresión", señaló Macri al ofrecer un brindis a los periodistas acreditados en la Casa Rosada al conmemorarse ayer el día de los hombres de prensa. Consultado si el gobierno analiza modificar el artículo 85 del proyecto de ley para el blanqueo de capitales que limita la "labor de los periodistas", Macri respondió: "Sí, está el debate, es un instrumento para debatir" y "el Congreso lo tiene que aprobar de forma definitiva".

En sintonía, cuando se le preguntó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, si ese artículo no contradecía la defensa de la libertad de expresión, el funcionario contestó: "Es exactamente el mismo espíritu del Código Penal, pero no está aplicado a los periodistas, es por el secreto fiscal. No es el espíritu del gobierno cercenar la libertad de expresión".

Sobre la polémica por el artículo 85 del proyecto sobre blanqueo, Peña admitió que el gobierno "está trabajando en cambiar la redacción" de ese artículo para quitarle la palabra "terceros", que podría afectar la labor del periodismo, e insistió en aclarar que "no es intención del gobierno cercenar la libertad de expresión".

Sin embargo, el presidente aclaró que "es importante que todos entendamos que también tenemos que respetar la privacidad de las personas. Tenemos que acordar qué actos son públicos y qué actos no. Buscar un equilibrio en Argentina".

Fuentes de la Casa Rosada explicaron que la "preocupación" del gobierno es que "la difusión de nombres haga retroceder a los empresarios a tomar esa decisión" de blanquear ahorros en el exterior producto de la evasión y que la medida que busca atraer esos fondos para el desarrollo del país se vea afectada.

Macri buscó diferenciarse una vez más del estilo de su antecesora, Cristina Fernández de Kirchner, quien no recibía a los periodistas en el sector presidencial de la Casa Rosada, y tras invitarlos con masas finas, brownies, champagne y gaseosas, repitió una de sus promesas de campaña electoral: "Estamos dispuestos a respetar el valor de nuestra palabra en el tiempo, más allá de que en algún momento no nos convenga y en otras sí".

Comentarios