Edición Impresa
Jueves 20 de Junio de 2013

Las convicciones se imponen con trabajo y jerarquía

Newell’s es campeón porque partió de una idea cimentada en las convicciones. Que sistematizó con mucho trabajo.

Newell’s es campeón porque partió de una idea cimentada en las convicciones. Que sistematizó con mucho trabajo. Con el tesón necesario para derribar a los prejuicios y resistir a la desorganización del fútbol argentino. Ñuls ganó el torneo Final porque fortaleció el conjunto con la incorporación de la necesaria cuota de jerarquía. Y le añadió desde el conocimiento y la osadía a jugadores que terminaron convirtiéndose en el valor agregado, indispensables para conformar un plantel con los recursos justos para ir por el objetivo de sumar puntos. Todos los necesarios para llegar al puerto de la tranquilidad. Al que no sólo arribó sino al que dejó atrás perdido en el horizonte. El equipo de Martino conquistó el título porque fue metódico, armónico, pero también haciendo uso de las libertades indispensables para que la creación colectiva disponga del ingenio individual para sorprender y superar los cerrojos del rival. La Lepra se adueñó de los honores porque puso en práctica un funcionamiento efectivo, con la cuota de precisión necesaria, la determinación actitudinal que este deporte requiere y el empecinamiento que la confianza imprime. Los rojinegros se coronaron otra vez porque tuvieron en su conductor futbolístico un militante de su táctica. Si hasta alguna vez consignó que prefería utilizar el tiempo de práctica para acentuar el concepto de juego en vez de ensayar jugadas con pelota detenida. Sí, Newell’s salió campeón y no fue producto de la casualidad ni del azar. Porque muchas veces el exitismo reedita su mensaje simplista y reduccionista con la frase hecha que justifica todo: “La suerte del campeón”. Martino y sus dirigidos conquistaron el torneo porque trabajaron sin pausa para lograr una identidad futbolística. Esa que marcó la diferencia y que hoy ostentan con orgullo también en la conclusión lógica del resultado.

Comentarios