Información Gral
Viernes 18 de Noviembre de 2016

Las carreras de galgos, prohibidas en todo el país

La norma fue aprobada por 132 votos a favor, 17 en contra y 23 abstenciones. La actividad está vetada en Santa Fe desde 2014

La Cámara de Diputados convirtió ayer en ley la prohibición de las carreras de galgos en medio de incidentes frente al Congreso entre entidades protectoras de animales y los defensores de ese negocio. En Santa Fe, esas carreras fueron prohibidas en noviembre de 2014.

   La ley fue aprobada por 132 votos a favor, 17 en contra y 23 abstenciones, y prevé penas de hasta cuatro años de prisión y multas de hasta 80.000 pesos a quien realice, promueva u organice la actividad.

   La presidenta de la comisión de Legislación Penal de la Cámara baja, la radical Gabriela Burgos, propuso penalizar la práctica de las carreras de perros porque "es un negocio de juego clandestino en el que las prioridades son las ganancias".

   En cambio, la diputada del Frente para la Victoria (FpV) kirchnerista Diana Conti consideró el proyecto "anticonstitucional" y advirtió que establece "más penas a las carreras de galgos que a los accidentes viales o las riñas entre personas".

   Las asociaciones proteccionistas denuncian maltratos, explotación y uso de drogas para que los perros corran más rápido. También el abandono y hasta la matanza de animales cuando ya no sirven para las competencias.

   Una integrante de una organización defensora de animales, que evitó dar su nombre por temor a represalias, denunció que "los galgos son encerrados en caniles en la oscuridad total como una forma de quebrarles el carácter". "A los seis meses empiezan a darles drogas para que sean mejores corredores, entre ellas estricnina, arsénico, efedrina, sildenafil o esteroides. Diez minutos antes de salir a correr se les da una inyección final, en el cuello o en el pecho, que puede contener metanfetaminas y hasta cocaína líquida con vitaminas", señaló.

   Una propietaria de galgos de carrera aseguró que "todo lo que se ha dicho" sobre el maltrato de los perros "son mentiras", cuestionó que se prohíba esta actividad mientras que "el hipódromo, el pato y el polo son aceptables para los legisladores que votaron a favor de la norma" y adelantó que presentará un recurso de amparo.

   "Todo lo que se ha dicho tanto en el Congreso como en la televisión son mentiras. El galguero destina toda su vida al bienestar de su perro y no hay maltrato", dijo Andrea Tejeda, autora de la página "A puro galgos" en diálogo con LT8.

   Los galgueros se manifestaron dispuestos a dar batalla en la justicia y afirmaron que seguirán organizando esas competencias aunque sean clandestinas. "Va a haber carreras clandestinas y va a ser peor el problema. Es la única actividad que tenemos. Tengo cinco perros en mi casa que siguen comiendo y entrenándose para correr", afirmó el criador y aficionado a las carreras José Luis Amalfi.

Anticipó que en los próximos días grupos de galgueros presentarán un recurso de amparo ante la justicia en contra de la norma.

Comentarios