La ciudad
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Las botellas de plástico son la basura que más contamina el Paraná

Los plásticos de diferentes tipos, sobre todo las botellas descartables, representan la mayor cantidad de basura que contamina y afea las costas de Rosario y de las islas del humedal.

Los plásticos de diferentes tipos, sobre todo las botellas descartables, representan la mayor cantidad de basura que contamina y afea las costas de Rosario y de las islas del humedal.

Esa fue una de las conclusiones que dejó la jornada de limpieza del río convocada el sábado pasado por cerca de 30 organizaciones sociales de la zona que, gracias a la ayuda de decenas de voluntarios, recolectaron 1.350 kilos de desperdicios en un centenar de bolsas de consorcio que fueron apiladas en el parque del Acuario (que también participó de la movida) tras haber sido recogidos tanto de este lado de la orilla como en la zona de islas.

El acceso masivo a las aguas del Paraná, la falta de educación ambiental que aún persiste en muchos ciudadanos y los escasísimos controles estatales se combinan para ofrecer un panorama bastante desolador de las playas en ambas orillas, que a medida que avanza la temporada se van llenando de residuos de todo tipo.

Desde el Taller Ecologista se tomaron el trabajo además de analizar en detalle cuál es el tipo de basura más frecuente en el Paraná, con una evidencia incontrastable: los plásticos son más de la mitad (60 por ciento) de los residuos recolectados, mientras que los envases y envoltorios de todo tipo representan más de un 50 por ciento de los residuos, con los envases de bebidas a la cabeza.

"El tipo de residuo que predomina sin lugar a dudas es el envase de bebida de plástico descartable, con más de un 20 por ciento en peso si bien es un objeto liviano. La cantidad de botellas encontrada fue sorprendente", señalaron desde esa agrupación.

Consumo. Desde el Taller Ecologista señalaron que el problema de la contaminación de las costas del Paraná refleja no sólo la desaprensión de buena parte de la población que disfruta del río, sino también -y fundamentalmente- los lados oscuros de "un modelo de producción y consumo insustentable que nos lleva a comprar y tirar a un ritmo cada vez más acelerado y que ha masificado el uso de envases descartables para todo lo que consumimos".

Como basura y consumo están en estrecha relación, argumentaron que los resultados de la jornada voluntaria de limpieza debería interpelar "a ciudadanos, gobiernos y empresas en relación a lo que se produce y se consume".

"Los impactos que vemos aquí son apenas una parte de los problemas que generan la producción y descarte de esta enorme cantidad de artículos y envases de un solo uso, fundamentalmente de plástico, y que incluye las consecuencias de la extracción petrolífera, de los polos petroquímicos, de los basurales y rellenos sanitarios. Nos referimos a problemas como el cambio climático, la contaminación de mares y océanos con plásticos, la contaminación industrial y de la extracción petrolera, entre otras", agregaron.

Según el análisis de la organización, fue abrumadora la cantidad de botellas de plástico descartables de distinto tipo de bebidas que se recolectaron, por lo cual también responsabilizaron a las empresas de bebidas "que han impuesto un modelo de venta basado en los envases descartables sin siquiera hacerse cargo de los residuos que generan sus productos".

Comentarios