Ovación
Lunes 30 de Mayo de 2016

Lanús gritó campeón con muchos goles y dando una lección de fútbol

Lanús justificó ayer el extraordinario trabajo que hizo en todo el torneo con una lección de fútbol y una goleada de 4-0 a San Lorenzo con la que gritó campeón en la final del Monumental.

Lanús justificó ayer el extraordinario trabajo que hizo en todo el torneo con una lección de fútbol y una goleada de 4-0 a San Lorenzo con la que gritó campeón en la final del Monumental. Y así el equipo de Jorge Almirón escribió en Núñez una página dorada, sumó la segunda estrella en el ámbito local y la cuarta en el global en sus 101 años de vida.

Demostrando una amplia superioridad sobre el rival, el granate consiguió armar su gran victoria ante un San Lorenzo que estuvo lejísimo de su mejor versión, le faltó rebeldía, fútbol y a Ortigoza y sobre el final pareció rendirse ante la notoria superioridad del rival.

Lanús se hizo dueño del primer tiempo con su mejor fórmula: tenencia de pelota y desnivel por los costados con la velocidad de sus hombres.

El granate dio tránsito rápido desde el medio gracias a un fino trabajo de presión y corte de circuito rival, sorprendiendo a un Cuervo estático. La justa ventaja llegó a los 18' con un cabezazo de Junior Benítez. Enseguida tuvo un par de ocasiones netas que no pudieron ampliar el marcador.

En el período complementario San Lorenzo probó con el ingreso de Barrientos por Mussis, pero fue en vano porque nunca tuvo la rebeldía necesaria para poner en aprietos a un sólido rival. Lanús con espacios en el contragolpe fue letal y comenzó a definir el partido. Primero con la aparición endiablada de Almirón, después con Sand, el hombre gol del torneo, y cerró la cuenta con Acosta. Fueron 4, pero pudieron ser muchos más.

Lanús demostró ser el mejor y le regaló una exhibición y el título a la multitud que llegó desde el pago chico del sur.

Comentarios