Economía
Martes 27 de Septiembre de 2016

Laboratorios nacionales y extranjeros pelean por las patentes

La decisión del gobierno nacional de agilizar los trámites para otorgar patentes químico farmacéuticas generó la reacción de los laboratorios de capitales...

La decisión del gobierno nacional de agilizar los trámites para otorgar patentes químico farmacéuticas generó la reacción de los laboratorios de capitales argentinos, que alertaron que tal medida favorece que los productores extranjeros se queden con el negocio de comercialización de medicamentos que mueve u$s 4.800 millones al año.

La Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa) manifestó ayer su preocupación ante la resolución 56 dictada recientemente por el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual (Inpi), por considerar que "beneficia el avance en nuestro país de los monopolios extranjeros" y "se traducirá en un aumento de los precios de los medicamentos".

En un comunicado, la cámara que agrupa a los laboratorios de capital nacional sostuvo que la resolución "en la práctica, elimina los criterios de patentamiento argentinos en favor de las patentes otorgadas en el extranjero".

El gerente de Asuntos Legales de Cilfa, Mariano Genovesi, aseguró que "esta medida, que beneficia el avance en nuestro país de los monopolios extranjeros, se traducirá en un aumento de los precios de los medicamentos para el tratamiento de enfermedades como las oncológicas o el HIV, con el consiguiente impacto la salud pública".

"Las patentes son monopolios y permiten al dueño de la misma ser el único oferente de ese producto en el mercado; esto se traduce en precios altísimos por ausencia de competencia", indicó Genovesi y confirmó que, en los próximos días, acudirán a la Justicia para iniciar acciones legales a fin de poner freno a la medida que califican como "inconstitucional".

Según Cilfa, la resolución del Inpi "considera automáticamente válidas las patentes concedidas por otros países, eliminando el examen nacional de patentabilidad al que obliga la ley argentina", con lo que "va a permitir importar patentes extranjeras subordinando la soberanía sanitaria y científica nacional en favor de intereses económicos de otros países".

"A través del Inpi se pretende abandonar una política de Estado de más de 20 años expresada en 6 leyes dictadas por el Congreso de la Nación al convertir a aquel organismo en una simple mesa de entradas", finalizó.

Desde el Inpi y el Ministerio de Producción explicaron que por el momento no van a responder a la denuncia de los laboratorios nacionales, lo mismo que tampoco hubo una declaración de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), que aglutina a las grandes multinacionales extranjeras, al requerimiento de esta agencia.

En el último trimestre de 2014 y el tercer trimestre del 2015 la facturación del sector, fue de $42.887 millones, que medidos en la cotización promedio del dólar en ese periodo da u$s 4.765 millones.

De este total, el 74,45 por ciento, $ 31.933 millones, correspondieron a productos fabricados en el país, tanto por laboratorios nacionales como extranjeros, y el resto fueron importados.

Además deCilfa y Caeme, el sector se completa con la Cooperativa de Laboratorios Argentinos (Cooperala) y la Cámara Argentina de Medicamentos Genéricos (Capgen).

En la Argentina funcionan unos 250 laboratorios, pero los primeros 20 en facturación representan alrededor del 80 por ciento de las ventas totales.

Comentarios