la_region
Miércoles 11 de Octubre de 2017

Venado vende lotes públicos para saldar deuda con el ex BID

El municipio ya enajenó 45 terrenos para ponerse al día con la sindicatura del quebrantado banco. Los compradores son familias jóvenes

El Poder Ejecutivo de Venado Tuerto canceló parte de la histórica deuda que sostiene con la Sindicatura del ex Banco Integrado Departamental (BID) y para cancelarla avanza a paso firme en la venta de terrenos estatales que servirán para la radicación de nuevos propietarios en los distintos barrios.

La Municipalidad de Venado Tuerto "viene afrontando el largo proceso de desendeudamiento ante la Sindicatura del ex BID, merced al acuerdo al que se arribó el año pasado para saldar esa histórica obligación con la venta de lotes municipales, con aprobación del Concejo, mediante el novedoso sistema de mejoramiento de ofertas. Hasta el momento fueron vendidos 39 lotes, y en la última apertura de sobres se registraron 10 ofertas, con lo que la expectativa es haber alcanzado, al menos, una venta de cinco o seis lotes más", dijo el secretario de Gobierno municipal, Jorge Lagna.

Lagna estimó en 45 los lotes vendidos, y remarcó que "más allá de saldar una deuda importante que cambiará el destino del Municipio cuando se cancele totalmente, los compradores de lotes son familias jóvenes, con lo cual se cumplió otro objetivo, que lleguen a la vivienda muchos venadenses".

Adelanto y cuotas

El Municipio viene cumpliendo con sus obligaciones ante la Sindicatura del ex BID, con un esquema de adelanto y cuotas trimestrales, totalizando a la fecha un pago de más de 22 millones de pesos sobre la deuda consolidada de 36 millones más intereses.

"La deuda, a través de 20 años de litigio, era mucho más grande. Ya pagamos el adelanto y son 10 cuotas de 3,2 millones de pesos, con la carga de intereses —que es a una tasa Badlar más dos puntos—. Nos quedan a la venta unos 35 lotes y el mítico lote de Belgrano y 9 de Julio", graficó Lagna.

Sobre este último y emblemático terreno, reconoció que "hubo muchas conversaciones privadas que no prosperaron. Sería una venta que permitiría cancelar largamente la deuda, pero queremos allí un emprendimiento importante, que le agregue valor a la ciudad".

Agregó que "es una inversión muy grande, que fijamos en su momento en 30 millones de pesos. Ofrecimos el terreno en octubre del año pasado; lo hablamos con el Concejo y pensamos que lo ideal sería considerar una oferta por fuera de este sistema, convocando a inversores e inmobiliarias para que hagan una oferta puntual y determinada, sobre un proyecto a desarrollar allí, que desde ya trataremos con el Concejo".

Audiencia con el juez

Con esta meta, y por decisión del intendente José Freyre, se solicitó una audiencia con el juez de la causa y con la Sindicatura del ex BID, para evaluar nuevas alternativas, incluso la posibilidad de dar ese lote en pago a la Sindicatura, saldando de este modo la deuda en su totalidad.

"No es algo descabellado. El Municipio manifestó su voluntad de cumplir, gracias a la comunidad que se interesó en los lotes. Y la realidad es que nos quedan pocos lotes para ofertar, con lo cual se achican las posibilidades de percibir dinero. Este lote (de Belgrano y 9 de Julio) está afectado a la cancelación de la deuda, por eso es importante considerar ofertas de los inversores, locales o de otra ciudad", aseveró Lagna.

Etapa

Lo cierto es que la cancelación de esta deuda abre para el municipio otra etapa, en cuanto a situación financiera y calificación crediticia. "Si saldamos esta deuda definitivamente, este Municipio pasará a ser el que menos deuda tendrá en la provincia. Quedará la deuda con proveedores y demás, pero financieramente seremos un municipio con una deuda prácticamente nula", puntualizó el funcionario.

Con esta expectativa de cancelación, ya hubo encuentros con el Banco Municipal de Rosario para gestionar la posibilidad de emitir bonos del Estado municipal en los mercados internacionales, al igual que otros municipios del país, pero para financiar específicamente obra pública de relieve. Esto es, "atar esa emisión de bonos a un plan de obra pública que ofreceremos al Concejo, porque los concejales deben autorizar el monto de deuda, el plan que exija el Banco Municipal de Rosario y la prioridad de obras, con opinión incluso de las entidades intermedias".

Comentarios