la_region
Martes 12 de Septiembre de 2017

Venado: cierra el penúltimo videoclub

Dolor, tristeza, desolación es lo que experimentó Valentina Picin tras tener que bajar las persianas del emblemático videoclub Maren Video de Venado Tuerto. Acusó competencia desleal, proliferación de películas truchas y retracción en el uso de videoclubes como consecuencia del avance tecnológico.

Dolor, tristeza, desolación es lo que experimentó Valentina Picin tras tener que bajar las persianas del emblemático videoclub Maren Video de Venado Tuerto. Acusó competencia desleal, proliferación de películas truchas y retracción en el uso de videoclubes como consecuencia del avance tecnológico.

Tras 27 años cerró. En su colección tiene 25 mil producciones, 15 mil películas en DVD y otras 10 mil en VHS. El videoclub de Pueyrredón al 500 fue declarado en 2016 de interés cultural por la Municipalidad.

Sólo queda ahora en Venado un videoclub propiedad de Silvina Avaro que se llama Marlon Brando.

"Gracias por acompañarnos, cerramos", reza uno de los carteles pegados en las persianas bajas del negocio venadense. Otro sostiene; "Vamos a ver un país moderno y decente solo cuando ser legal sea negocio y no una víctima de la complicidad social con el delito y la indiferencia de los funcionarios".

Valentina vivió en España por largos años y en 2009 volvió al país para hacerse cargo del videoclub que había fundado su padre, fallecido en 2007. Hoy la mujer sostiene que no va a vender "ninguna de las películas que tanto costó comprar. Si alguien quiere comprarlo lo haré a un extranjero que sepa valorar lo que tenemos nosotros acá que es un verdadero patrimonio cultural".

Comentarios