la_region
Sábado 29 de Julio de 2017

Un viernes fatal y fatídico para los automovilistas de la región

Un camionero murió a la altura de Coronda, hubo siete heridos en la 18 tras chocar cinco vehículos y cinco lesionados en la autopista a Buenos Aires.

Las rutas de la región se volvieron ayer fatales y fatídicas. Un camionero murió al chocar con una camioneta en la autopista Rosario Santa Fe, siete personas, entre ellas tres niños, resultaron con heridas en un accidente múltiple que involucró a cinco vehículos sobre la ruta 18, y en la doble traza a Buenos Aires, cinco ocupantes de un mismo automóviles sufrieron lesiones al estrellarse el vehículo contra el guardrail. Cada accidente tuvo su propia mecánica, y distintos pudieron ser los motivos de los choques, pero algo es claro: el nivel de siniestralidad resulta alarmante.

El primero de los accidentes se produjo a las 6 de la mañana en el kilómetro 117 de la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura de Coronda, y en la mano norte-sur.

Allí, por motivos que se desconocen, un camión chocó con una pick up, volcó y desparramó toda su carga sobre la cinta asfáltica. Pero la peor consecuencia fue la muerte del camionero, Adriano Demarchi, de 61 años, proveniente de la localidad de Elisa. El conductor de la camioneta, Flavio Cestaro, de 47 años, vecino de San Isidro, provincia de Buenos Aires, fue asistido aunque resultó sin lesiones, tal cual lo consignaron medios de la región.

La mecánica del accidente es motivo de investigación, ya que circularon versiones encontradas respecto a qué vehículo había atropellado a cuál. Lo cierto es que el choque fue fatal. Y además, provocó el desvió del tránsito el kilómetro 143, a la altura de Sauce Viejo para los vehículos que transitaban en sentido a Rosario, hasta el kilómetro 110, altura Coronda.

En la ruta 18

Horas más tarde, cerca del mediodía, un accidente múltiple en el que participaron cinco vehículos, dejó un saldo de siete heridos, entre ellos tres menores. Ocurrió sobre la ruta 18, a unos 500 metros del peaje, en jurisdicción de Coronel Domínguez. En el siniestro se vieron involucrados dos Volkswagen Gol, uno gris y otro de color blanco, un utilitario Fiat, una Toyota Hilux y un Renault Sandero. Como consecuencia del impacto, un niño de tres años que viajaba sentado en la parte trasera del Gol blanco, su hermanita de dos años y un tercer chico de cuatro (ocupante de la Hilux) debieron ser trasladados al Hospital de Niños Víctor J. Vilela. El primero de ellos quedó inconsciente tras la colisión. Según pudo saberse, todos estarían fuera de peligro. Ayer por la tarde, solamente el chico que quedó inconsciente permanecía en observación, mientras los otros dos fueron dados de alta.

Los mayores lesionados sufrieron traumatismos que, en principio, no revisten gravedad. Los chicos fueron trasladados por móviles policiales, ya que el servicio de emergencia se demoraba.

En este caso, el choque se desencadenó porque el sol del mediodía encandiló a algunos conductores. En ese momento, se había producido una larga cola en el peaje de la ruta. Según las primeras observaciones, habría sido la camioneta la que desencadenó el choque múltiple, al embestir a otro vehículo y empujar a los demás al accidente múltiple. No obstante, todo es objeto de investigación.

Pese a los intentos de este diario, no se dieron a conocer las identidades de los heridos. Sí se supo que hubo más personas involucradas en el siniestro, aunque no sufrieron lesiones.

Antes que esto ocurriera, el kilómetro 254 de la autopista a Buenos Aires, a la altura del arroyo Pavón, fue escenario ayer por la mañana de un tercer accidente que involucró a un solo vehículo. En Renault Clío impactó contra las defensa del puente sobre el curso de agua, con un saldo de cinco lesionados.

El accidente se produjo sobre el carril norte-sur, y aunque no se conocieron inicialmente las causas, no se descartaba que los trabajos de repavimentación que se realizan en el lugar hayan contribuido para que el vehículo perdiera la dirección. Tampoco trascendieron las identidades de los involucrados.

Lo cierto es que las rutas de la región se volvieron ayer especialmente peligrosas.

Comentarios