la_region
Domingo 01 de Octubre de 2017

Un joven de Chovet denunció que fue golpeado por policías en Venado

Fue acusado por patovicas del boliche El Templo, y agentes lo detuvieron. Antes de liberarlo, lo obligaron a limpiar los pisos de la comisaría

Un joven de 23 años oriundo de la localidad de Chovet denunció que fue golpeado y amenazado por efectivos policiales tras ser acusado de protagonizar un altercado por patovicas del boliche El Templo, en Venado Tuerto. Además, afirmó que tuvo que limpiar el piso de la comisaría para que lo dejasen ir.

En diálogo con LaCapital, Simón relató cómo comenzó todo: "Alrededor de las 5, me sacaron porque habían tocado a una chica en el boliche. Mis amigos se metieron y dijeron que yo no tenía nada que ver, pero los patovicas me sacaron y, afuera, le dijeron a los policías: «Acá está el que hacía quilombo»".

"Les dije que era de Chovet y que tenía 23 años, y me empezaron a pegar porque me dijeron que ya era mayor de edad. Me agarraron de los pelos y me llevaron a la comisaría", narró. También afirmó que le siguieron pegando arriba del patrullero en el trayecto a la comisaría y que lo amenazaron con que si decía algo de lo que pasó lo iban a buscar a su casa y le iban a pegar "más todavía".

El joven comentó lo sucedido arriba del patrullero: "Me pegaron. Les dije que me faltaba el aire, porque me agarraron la cabeza y la pusieron contra el asiento, y ellos me dijeron que me calle y que no sea tan maricón. Y que si seguía «mariconeando», que tan macho era, me iban a seguir pegando".

"Estuve tres horas detenido. Vino un policía, que no tenía nada que ver con lo mío, y me dijo que limpie el piso porque si no lo hacía no me largaba. Limpié el piso, me sacó las esposas y me dejó ir", concluyó.

El boliche El Templo es el mismo en el que el sábado 23 de septiembre pasado dos jóvenes que se estaban besando en el interior del local fueron echados del lugar por un custodio. Los jóvenes contaron el caso en Twitter y se viralizó, algo que, pensaban, no iba a suceder. Sin embargo, el hecho existió ya que los dueños del lugar enviaron un escueto comunicado en el que sostienen que fueron retirados por "portarse mal".


Comentarios