la_region
Viernes 24 de Marzo de 2017

¿Un fracaso tan anunciado como las propias muertes?

Un mes después de la tragedia de Monticas en la ruta 33, entre las víctimas y sus familiares sólo hay dolor y preguntas sin respuestas. Los investigadores todavía no identificaron a ningún responsable y la causa no tiene imputados.

¿Es tan difícil establecer las causas de un choque frontal?

¿Cuesta tanto identificar a los culpables?

¿Es razonable que la gente que sobrevivió al drama, sean heridos o familiares de quienes murieron, deba esperar tanto para saber qué ocurrió entre Pérez y Zavalla esa mañana fatídica?

Con frecuencia suele escucharse que la Justicia tiene sus tiempos. Resulta claro que esos tiempos no sólo no coinciden con los de la gente sino que además no contemplan el dolor, la angustia y la necesidad de respuestas de quienes necesitan saber qué pasó para atenuar así, aunque sea mínimamente, un dolor lacerante.

El Estado santafesino ya fracasó dos veces en relación a Monticas. Primero, cuando le concedió la explotación precaria de líneas que transportaban miles de pasajeros todos los días. Después, cuando no controló que esa empresa prestara un servicio seguro y decente, por lo que allí también hay responsables.

Ahora corre el riesgo de fracasar por tercera vez si la investigación se diluye indefinidamente.

En 30 días ni siquiera se hizo una pericia clave. ¿Cómo se explica? ¿Quién? ¿Llegará a algo la investigación de esta tragedia, tantas veces anunciada por los propios usuarios de Monticas?

Comentarios