la_region
Miércoles 24 de Mayo de 2017

Rescatan meteorito que había sido hallado hace ochenta años en Casilda

Tras intensas gestiones, el municipio recuperó una valiosa muestra que había sido llevada a un instituto de investigación tucumano

Un trozo de meteorito de más de 2.500 millones de años que había sido descubierto en 1937 en una zona rural de Casilda, fue recuperado para la ciudad tras intensas gestiones llevadas adelante por el gobierno municipal.

Después de cinco décadas en poder de un instituto tucumano de ciencias naturales, se logró su retorno a territorio casildense para formar parte del patrimonio cultural de esta localidad cabecera del departamento Caseros.

El fragmento de este cuerpo procedente del espacio exterior y que al entrar en la atmósfera para caer a la tierra permaneció oculto hasta ser hallado por un casildense ahora se encuentra en el Museo y Archivo Histórico Municipal Don Santos Tosticarelli, donde ayer comenzó a ser exhibido al público.

El histórico acontecimiento fue realzado en el marco de un acto que tuvo como escenario el Teatro Dante. Allí, la geóloga e investigadora del Conicet, María Eugenia Varela, acompañada por el reconocido astrónomo casildense, Roberto Aquilano, brindó una charla sobre el origen de los meteoritos, tema que cautivó la atención de alumnos que cursan el primer año en escuelas secundarias locales y que colmaron la sala.

"Tienen el honor de poseer uno de los 9 meteoritos que fueron hallados en la provincia de Santa Fe", destacó la profesional para dimensionar la importancia de un suceso que se convirtió en corolario de una historia surgida hace 80 años cuando, durante una jornada de trabajo en su horno de ladrillos, Domingo Flordiani, ya fallecido, halló el objeto en cuestión, ignorando su valiosa importancia.

"Sintió bajos sus pies un elemento con una dureza mayor a la de una piedra común; marcó el lugar y al día siguiente cavó para encontrarse con ese cuerpo de alrededor de 5,250 kilogramos", rememoró el municipio casildense en un comunicado donde reflota el episodio desconocido mayoritariamente hasta ahora por la comunidad.

Y aún más curioso es que lo ocurrido recién comenzó a adquirir mayor sentido cuatro décadas después, cuando un amigo del principal protagonista, Raúl Saraceni, tomara conocimiento del hallazgo y, al ser un apasionado de la astronomía, advirtiese que estaba en presencia de un fragmento de meteorito.

Luego de hablar con el padre de un geólogo casildense que estaba ejerciendo su actividad en Tucumán, Saraceni le sugirió a Flordiani que se pusiera en contacto con el profesional para ofrecerle estudiar el objeto hallado.

Así fue que el trozo de meteorito recaló en el prestigioso Instituto "Miguel Lillo" de la capital tucumana donde, según indica la publicación municipal, le fue tallada una parte de 1,5 kilogramo de peso para ser enviada con fines académicos y de investigación a Washington y Londres, mientras que el resto del antiguo cuerpo celeste permaneció en San Miguel de Tucumán hasta ser recuperado recientemente.

Si bien Saraceni intentó rescatar el meteorito, los esfuerzos fueron en vano hasta que, a fines de 2015, se puso en contacto con la subsecretaria Legal y Técnica de la Municipalidad, Patricia Ferraretto, quien gestionó con éxito el regreso de este trozo de universo a la ciudad.

Intensas gestiones

El derrotero de la funcionaria se inició en Tucumán y hasta motivó la intervención del Ministerio de Educación de la Nación, el que finalmente determinó que la pieza debía volver a Casilda, como sucedió.

Varela explicó que por sus características se trata de meteorito que data de, al menos, unos 2.500 millones de años.

"Quizás a muchos les parezca sólo una piedra, pero en realidad es un trozo del universo que se formó hace millones de años y cayó en lo que hoy es Casilda, lo que significa un hecho histórico como haberlo recuperado a través de un trabajo en conjunto", resaltó el intendente, Juan José Sarasola.

En el acto además estuvieron presentes las personas que trabajaron y colaboraron para el concretado objetivo tales como las hijas de Flordiani, Saraceni, Ferraretto, Aquilano, y los integrantes de la Comisión Casildense del Espacio (Cocade), Osvaldo Di Marco y Gerardo Goytea.

Comentarios