la_region
Domingo 19 de Marzo de 2017

Redefinir el uso del suelo, el gran desafío frente al cambio climático y las inundaciones

Funcionarios, productores y expertos de la provincia coinciden en que deben replantearse leyes y crear nuevas.

La seguidilla de inundaciones que afectaron buena parte del territorio provincial en los dos últimos años así como la certeza de que el cambio climático es una realidad que llegó para quedarse encendieron las alarmas en el Ejecutivo santafesino, que busca maneras de repensar los usos del suelo productivo para que desarrollo y cuidado del ambiente dejen de estar parados en veredas opuestas.

   El agotamiento del modelo productivo de monocultivo y un nuevo clima con recurrencia de eventos extremos dejaron al desnudo la falta de actualización de los marcos normativos que regulan el uso del suelo en la zona. Un déficit que desde el Ejecutivo provincial quieren paliar cambiando la reglamentación de la Ley del Suelo vigente desde principios de los años ?90.

   Las modificaciones que se están estudiando en esa ley se suman así al debate y envío para su tratamiento legislativo de la Ley del Arbol y a la reactivación de otro proyecto postergado por décadas como la Ley del Agua. Una batería legislativa que por ahora está en el plano de las palabras y la teoría, pero que constituye un primer paso hacia lo que algunos especialistas señalaron como un avance fundamental para cambiar el escenario: reconocer que así como está, el modelo productivo agropecuario es social y ambientalmente suicida.

   "Estamos en un punto de inflexión provocado por el cambio climático y por el profundo deterioro de las respuestas naturales de nuestro suelo" sintetizó Luis Contigiani, ministro de la Producción provincial y organizador de la jornada de debate "Santa Fe ante los nuevos desafíos hídricos y productivos", que el viernes pasado reunió a funcionarios, expertos y productores para debatir sobre uso del suelo.

   Para Contigiani, es imperativo que el Estado actualice su propia agenda de trabajo y enfoque de manera nueva el problema que significan suelos agotados y un clima extremo. "Tenemos una legislación y una manera de pensar generada en el corazón del siglo XX y precisamos cambiarla", agregó el ministro. A su juicio, el colapso que significan eventos como las inundaciones marca la crisis de una mirada "reduccionista" que propone una sola solución a problemas complejos. "Debemos construir una nueva relación con el ambiente, la realidad nos apura para construir un nuevo paradigma", agregó.

   ¿En qué consisten estos cambios normativos? Según explicó Gastón Huarte, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos, se propondrá modificar por decreto la reglamentación de la Ley de Suelos que está vigente, que es de principios de los 90. La idea es darle más voz y participación a las asociaciones de expertos y de productores, y vigorizar figuras normativas que ya existen pero que no han sido aplicadas de forma adecuada, como la comisión provincial de manejo del suelo.

   También se propondrá la creación de una red de laboratorios que trabajen sobre el tema, y darle más fuerza a áreas de conservación donde habrá sistema de manejo del suelo obligatorios. "El consenso es clave para abordar nuevos marcos jurídicos", sintetizó Huarte.

Arrendamientos

Una de las mayores dificultades para lograr un manejo sustentable del suelo es el sistema de arrendamientos preponderante. Con contratos ultra cortos que sólo privilegian la rentabilidad sobre cualquier otra cuestión y un porcentaje muy elevado (en Santa Fe cerca del 70 por ciento) de productores que trabajan en campos alquilados, pensar en gestión territorial a mediano y largo plazo es imposible.

   La necesidad de una nueva Ley de Arrendamientos está clara en las organizaciones que representan a pequeños y medianos productores como la Federación Agraria (cuyo presidente Omar Príncipe también participó de la jornada), así como en el Ministerio de la Producción y entre los ingenieros agrónomos.

   Así lo ven también desde el Inta, cuyo presidente zonal José Luis Spontón afirmó que la legislación que enmarca la actividad productiva y agropecuaria "es una responsabilidad que nos compete a todos". "Asegurar una mejor gestión es clave para las futuras generaciones, por eso sentimos un fuerte compromiso para decir que es necesario redefinir el sistema productivo en Santa Fe" aseguró el experto.

   Este nuevo futuro tendrá que estar regido por planes de ordenamiento que abarquen no sólo las zonas rurales, sino también los núcleos urbanos. Sergio Montico, experto en temas de ordenamiento territorial, lo dijo clarito: "No puede haber control total del mercado sobre los recursos naturales".

"El Papa invita a cuidar la casa"

Entre tanto funcionario y chacarero, hubo una figura que se diferenciaba del perfil de la mayoría de los asistentes a la jornada: era la del padre franciscano Luis Scozzina, quien a pedido del ministro Contigiani les recordó a todos el contenido de la encíclica papal Laudato Si. "El Papa nos invita a un nuevo diálogo para cuidar la casa común, no es sólo una nueva forma de producir, también es una nueva forma de espiritualidad", dijo con tono pausado el religioso.

Comentarios