la_region
Martes 21 de Marzo de 2017

Productores del departamento Caseros piden que construyan un aliviador para prevenir inundaciones

Son los de una zona del departamento Caseros. Reclaman a la provincia por demoras en concretar un canal de Arequito al río Carcarañá

Las demorada construcción del un canal aliviador en jurisdicción de Arequito, con derivación al río Carcarañá, a fin de prevenir inundaciones en una vasta zona del departamento Caseros, movilizó a un grupo de productores agropecuarios autoconvocados que está juntando firmas para reclamar a la provincia celeridad en la puesta en marcha de los trabajos.

Su ejecución fue incluida en un paquete de obras anunciado por el ministro de Infraestructura, José Garibay, en una reunión desarrollada en la comuna de Sanford con autoridades políticas y agricultores de la zona tras las inundaciones sufridas en enero en Chabás.

Aunque se avanzó en muchas de las acciones planificadas, no ocurrió lo mismo con el aliviador, el que permitirá trasvasar excedentes hídricos de la cuenca Candelaria al Carcarañá, lo que intranquiliza a chacareros de la zona que desde hace años soportan anegamientos y demandan soluciones.

La incertidumbre crece al pasar los días y no surgir definiciones concretas en torno a la ejecución de esta obra de más de 100 millones de pesos, cuyo llamado a licitación fue pronosticado en Sanford por el ministro para fines del mes en curso, aunque a la luz de los acontecimientos difícilmente se concrete.

Al parecer, los plazos previstos podrían dilatarse al no haberse alcanzado aún el consenso que busca la provincia, fundamentalmente de productores de Los Molinos, los que temen verse perjudicados con la construcción del referido emprendimiento que no ofrece resistencia en el resto de la zona. Cabe aclarar que es la misma obra que hace un tiempo frenó la Justicia de San Lorenzo, como dio cuenta LaCapital, al hacer lugar a un recurso de amparo impulsado por la comuna de Oliveros, aunque tal escollo ya fue superado.

Al no ver avances, productores de la zona no dudaron en salir a demandar la puesta en marcha del esperado canal aliviador Arequito-Carcarañá tras advertir en las autoridades provinciales "despreocupación y desconocimiento del impacto que tuvieron las últimas lluvias".

Se estima que más de 21 mil hectáreas quedaron bajo agua y aún muchos campos continúan improductivos tras las copiosas precipitaciones de enero pasado.

"El 15 de diciembre del año pasado estuvimos en una reunión realizada en el Club de Los Molinos con gente de Hidráulica que nos informó que se había aprobado el proyecto del canal aliviador al Carcarañá, por lo que volvimos contentos al creer que se había llegado una solución", recordó José Luis Palmieri, quien es productor de Chabás.

Sin embargo, al menos por el momento, la situación no parece haber sido resuelta y en el medio aparece la preocupación de los productores molinenses que no quieren sufrir daños colaterales.

"Queremos una respuesta integral para que nadie salga perjudicado", aseguró Helmo Salvucci, otro chacarero autoconvocado que al mismo tiempo se quejó por los cambios introducidos en el Ministerio de Infraestructura, a partir de la remoción por parte del gobernador Miguel Lifschitz del por entonces secretario de Recursos Hídricos, Roberto Porta.

Su opinión es coincidente con la de muchos ruralistas de la zona que calificaron de "equivocada" la decisión de "nombrar gente nueva en este momento", además de achacar "falta de preocupación hacia un tema que pone en riesgo la situación económica de todo el departamento Caseros".

"Ni siquiera —dijo Palmieri— se hizo respetar el acuerdo firmado en Río Cuarto entre las provincias de Córdoba y Santa Fe junto al ministro del Interior de la Nación ya que además de las lluvias propias tenemos que seguir soportando el agua que viene desde canales realizados en regiones cordobesas".

Comentarios