la_region
Viernes 21 de Abril de 2017

Presunto abusador con arresto domiciliario violó la medida y terminó preso

Un hombre que cumplía arresto domiciliario tras haber sido imputado por delitos contra la integridad sexual de dos nenas de Firmat violó la medida y ahora deberá continuar con prisión preventiva alojado en la alcaidía de Melincué al menos hasta que se resuelva su situación procesal.

Un hombre que cumplía arresto domiciliario tras haber sido imputado por delitos contra la integridad sexual de dos nenas de Firmat violó la medida y ahora deberá continuar con prisión preventiva alojado en la alcaidía de Melincué al menos hasta que se resuelva su situación procesal.

Así fue dispuesto en el marco de una audiencia desarrollada en esa ciudad al ser revocada la morigeración de la que gozaba el presunto abusador y terminar detrás de las rejas mientras continúa la investigación para esclarecer los hechos que se le achacan.

La decisión fue tomada por la jueza interviniente, Silvina Marinucci, al hacer lugar al pedido de revocatoria impulsado por el fiscal de la causa, Iván Raposo, quien reemplaza a Matías Merlo (de licencia), luego de constatarse que el incriminado se comunicó telefónicamente con familiares de las víctimas al parecer para admitir su culpabilidad y manifestar su arrepentimiento.

El acusado de abusar sexualmente de dos amiguitas de 9 y 10 años había obtenido el beneficio de la prisión domiciliaria por tener más de 70 años de edad, como establece la ley en la que se valió la magistrada para disponer la medida que luego revocó al comprobarse que el imputado la infringió.

Según consta en los informes técnicos, el hombre efectuó el llamado a través del celular de la esposa, con la que estaba conviviendo y se había ofrecido como guardadora responsable del cumplimiento de su arresto domiciliario que inicialmente tuvo establecido en la casa de un hijo.

Al parecer, se puso en contacto con una de las madres de las víctimas, que además de denunciar lo sucedido reveló que el abusador tanto de su hija como de una amiguita, cuya progenitora se encontraba junto a ella al momento de registrarse la comunicación, le habría admitidos los delitos que se le imputan y pedido perdón.

"De acuerdo a lo manifestado por la mujer, el acusado le dijo que se había propasado una sola vez con las nenas y, tras manifestar su arrepentimiento, pidió que lo perdonase", contó ayer a La Capital una fuente cercana a la investigación. Si bien no hay registro del audio telefónico, lo manifestado fortalece las evidencias contra el sujeto imputado por el delito de abuso sexual simple a una de las chiquitas y con acceso carnal a su otra víctima que, según consta en los estudios médicos, presentaba lesiones en su zona genital.

El imputado habría cometido los supuestos abusos en inmediaciones de una vivienda cercana a la que él vivía en el barrio Carlos Casado. Solía obsequiarles golosinas y hasta se había ganado la confianza y el cariño de las chiquitas a las que terminó sometiendo hasta que ellas contaron su padecimiento a sus madres.

Comentarios