la_region
Viernes 14 de Julio de 2017

Preocupan posibles cambios al proyecto del canal de Arequito

La ya demorada obra para derivar las aguas al Carcarañá sufriría modificaciones que generan más dudas que certezas en la zona

A la preocupación que genera la demorada construcción de un canal aliviador en jurisdicción de Arequito con derivación al río Carcarañá se suma el temor de que el proyecto que se intentaría llevar adelante no satisfaga las expectativas ni necesidades integrales de las localidades del departamento Caseros que esperan la concreción de obra para prevenir inundaciones tanto en los cascos urbano como la zona rural.

De acuerdo a lo anunciado hace un tiempo en Sanford por el ministro de Infraestructura, José Garibay, los trabajos ya deberían, al menos, haber sido licitados pero no sucedió por falta de definiciones.

Es que desde el primer momento surgieron diferencias de criterios que dividieron aguas en torno a las características del proyecto que finalmente habría sufriendo modificaciones que intranquilizan.

En ese clima de incertidumbre y malestar un grupo de productores de la zona mantuvieron un encuentro con representantes de subsecretaria de Recursos Hídricos de la Nación para abordar el tema.

"Si bien desde el gobierno nacional explicaron que no tienen jurisdicción para intervenir en la realización de la obra, salvo que sea solicitada por las comunas implicadas, salieron satisfechos de la reunión ya que fueron atendidos y pudieron profundizar en los aspectos del proyecto con los cuales no acuerdan", explico la diputada provincial y vecina de Chabás, Miriam Cinalli, quien acompañó al cónclave.

La legisladora recordó que "tras varias reuniones entre los productores y funcionarios de la provincia surgieron más dudas que certezas porque el proyecto canal aliviador Arequito-Carcarañá que fuera anunciado por el gobierno no tiene ni la capacidad ni el caudal de desagüe previsto en la obra original", la cual data de varios años y cuya iniciativa fue reflotada gracias a la fuerte movida protagonizada tras las últimas inundaciones que azotaron Chabás y otras localidades de la zona.

Aunque se desconocen los alcances trascendió que lo planificado inicialmente habría sido modificado de "forma no conveniente" para algunas de las distritos de Caseros que integran la cuenca del Candelaria y cuyos habitantes pretenden la realización de un emprendimiento hídrico que "responda a los intereses de todo la región".

Ante tal situación "un grupo de ruralistas autoconvocados decidió formar una comisión para defender sus derechos ya que expresan que la magnitud de la obra es demasiado chica", contó Cinalli.

Asimismo sostuvo que a pesar de su insistencia en busca de "información" sobre el asunto en cuestión continúa "sin obtener respuestas a los pedidos de audiencias solicitadas a funcionarios provinciales respeto a la planificación de las obras, específicamente del canal aliviador Arequito-Carcarañá".

En ese marco recordó que el 23 de mayo no tuvo eco una audiencia solicitada al secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Juan Carlos Bertoni, ni tampoco un pedido de informes por el que instaba al Ejecutivo provincial que "detalle la planificación y ejecución de la obra" referida. "No obtuvimos respuesta cuando la información debería ser pública para que nuestra comunidad pueda saber el tiempo de ejecución y el alcance de las obras", disparó Cinalli.

Asimismo indicó que "cualquiera que siga nuestra actividad parlamentaria sabe la preocupación que nos genera la situación climática e hídrica en nuestras localidades de zona que sufrieron inundaciones seguidas con las pérdidas económicas que ello significa", para luego advertir que "si no se hacen las obras como corresponde, en tiempo y forma, miles de hectáreas podrían quedar bajo agua".

"Vamos a continuar con los reclamos ante las autoridades provinciales y nacionales con el fin de lograr un consenso que nos beneficie a todos y la ejecución de las obras que nos merecemos", concluyó.

Comentarios