la_region
Sábado 09 de Septiembre de 2017

Para los jueces, Chiara "fue asesinada por su condición de mujer"

En su sentencia, el juez Javier Prado se remitió a los considerandos de la resolución de Godoy, emitida en agosto pasado.

En su sentencia, el juez Javier Prado se remitió a los considerandos de la resolución de Godoy, emitida en agosto pasado. Allí consta que "luego de mantener un encuentro íntimo, el acusado, tomó del cuello a Chiara y con otra mano la cabeza de la niña, para comenzar a golpearla contra el suelo y contra la mesa de trabajo que su abuelo tenía en el galpón abierto, hasta que Páez dejó de mover las piernas".

La reiteración y la violencia de los golpes aplicados a la víctima "han quedado palmariamente demostrados en las fotos que integran la necropsia y en el informe respectivo. Del mismo se infiere que la joven recibió numerosos golpes en la zona de la cara con excesiva violencia, sin que pueda establecerse con exactitud la cantidad de impactos debido a la superposición ni el número de actores. La causa de muerte obedeció a dichos traumatismos cráneos faciales y su data fue ubicada entre las 2 y las 4 del día 10 de mayo de 2015", se lee en la sentencia.

La dinámica del hecho, confesada desde el vamos por el acusado, fue considerada por el médico forense como compatible con las improntas reveladas en el cuerpo de la víctima al momento de la autopsia.

Luego, el cuerpo de Chiara fue movido desde el interior del galpón (donde se perpetró el asesinato) hasta un sector del patio de la vivienda, lugar en el que "se acuñaban diversos trastos correspondientes a las labores de herrería que en el galpón indicado desarrollaba Tomás Alfredo Vallejos, de oficio herrero", abuelo postizo del imputado, consigna el fallo conocido ayer.

Con certeza, autor material

"Los restos mortales fueron trasladados hasta las cercanías del cavado donde posteriormente fueron hallados con auxilio de una unidad canina", afirman los jueces.

Godoy determinó que según las pruebas existentes en este legajo, más allá de cualquier hipótesis que involucre a terceros en igual o diverso grado de autoría o participación, Mansilla aparece de modo cierto de toda certeza como autor material del homicidio. También se determinó que la víctima no fue enterrada viva.

"Con inmediatez a la muerte de Chiara Páez, Mansilla emprendió maniobras de ocultamiento de su conducta consistentes en el soterramiento del cuerpo, en una impostada preocupación y en una aparente búsqueda que de antemano sabía infructuosa. Mansilla cometió el hecho intimado con comprensión de la criminalidad de sus actos y con aptitud para dirigir sus acciones. Mansilla ha tenido el dominio del hecho, lo consumó del modo en que decidió hacerlo; sólo el podía cometerlo de esa manera, de una distinta o disponer el cese de su comisión", dice la sentencia.

No obstante, el juez Godoy rechazó el agravante de "relación de pareja" que podía unir a víctima y victimario. Pero sí determinó que "Mansilla mató a Páez despreciando su condición de mujer y conociendo de su embarazo; nada agrega ni quita al razonamiento que luego se comprobora que su hipotética paternidad no era tal. Mansilla mató a Paéz en un contexto de violencia de género, mediante una conducta que sin dudas ha importado el ejercicio de violencia contra la mujer. Páez fue asesinada por su condición de mujer".

Comentarios