la_region
Viernes 23 de Diciembre de 2016

Para Cavallero, rescindir el contrato de la autopista es "gravísimo"

El legislador se mostró preocupado por las condiciones actuales de la traza vial y por la situación legal de la caída acordada del contrato

El diputado provincial por el Partido del Progreso Social (PPS), Héctor Cavallero, expresó su preocupación, tras la visita del ministro de Infraestructura José Garibay a la Legislatura santafesina, por el estado actual de la autopista Rosario-Santa Fe, tanto en el aspecto material por la falta de mantenimiento,como en el aspecto legal y financiero por la anunciada "rescisión acordada" del contrato de concesión.

"La concesionaria Arssa ganó la licitación y a los 10 días hizo una presentación en la cual confirmaba que en la autopista encontraba daños estructurales mayores a los evaluados en la propuesta económica inicial. El gobierno de la provincia nunca contestó esa presentación, que tenía implicancias graves ya que prácticamente anunciaba el incumplimiento de cláusulas contractuales, como por ejemplo la de repavimentación total de la traza. Es decir, que a la concesionaria Arssa le correspondía repavimentar 314 kilómetros durante los primeros cinco años y eso no se llevó a cabo", sostuvo el legislador.

"El incumplimiento es explícito, ya que el Ejecutivo provincial confirmó que se hará cargo del total de las obras del trazado de la autopista, que le hubieran correspondido realizar a la concesionaria. Y es más grave aún, porque el ministro Garibay confirmó que las obras se llevarán a cabo a través de Vialidad Provincial y le costarán aproximadamente 3.200 millones de pesos a los santafesinos, teniendo en cuenta que el kilómetro está valuado aproximadamente en 10 millones de pesos", confirmó Cavallero.

Por estos motivos, los legisladores solicitaron al ministro de Infraestructura de la provincia conocer el informe de auditoría de control económico y estructural elaborado por la Universidad Nacional de Rosario (UNR), acceder al informe especial del Tribunal de Cuentas y del organismo de control dependiente del Ministerio y conocer la totalidad del documento de "rescisión acordada", firmada entre el gobierno y la concesionaria Arssa.

Documentación

"Es fundamental e indispensable —indicó— poder acceder a esa documentación ya que también en la negociación nunca se discutió la rescisión, por parte de la provincia del contrato con Arssa para la realización del tercer carril. Esto último abre la posibilidad cierta y concreta de un juicio al Estado por parte de la empresa por la rescisión unilateral del contrato de la concesión del tercer carril".

"Por último, resulta incomprensible que en lugar de rescindirle el contrato por incumplimiento y ejecutar los fondos de garantías de caución y dejar abierta la vía para reclamar los daños y perjuicios que el mismo ha ocasionado a la provincia, el gobierno de Santa Fe opte por una rescisión de «mutuo acuerdo»", dijo el legislador y añadió que "de este modo el Estado deja en manos de Arssa la recaudación del peaje por un tiempo aún indeterminado, con la única contraprestación de mantener los puestos de trabajo, cortar el pasto y cobrar el peaje dejando totalmente a la deriva a los usuarios que transitan por esta autopista", expresó Caballero.

Comentarios