Naturaleza en riesgo
Martes 30 de Agosto de 2016

Organizaciones ambientalistas piden la sanción de la ley de humedales

Asociaciones de todo el país exigen que se apure la normativa que lleva cuatro años de debate parlamentario

Más de 40 organizaciones socioambientales de todo el país lanzaron un comunicado para pedir tanto al gobierno nacional como al Congreso que acelere el tratamiento y la sanción de la ley de humedales, una herramienta legal que podrá ayudar a la conservación y el uso racional de esos sistemas ambientales en todo el territorio nacional.

"Los humedales de Argentina se encuentran en emergencia debido al cambio de uso del suelo que suponen variadas actividades humanas. Por ello es urgente que se sancione una ley que los conserve y promueva su uso racional", afirma el comunicado _al que adhieren las organizaciones locales El Paraná no se Toca, Taller Ecologista y el Taller de comunicación ambiental_ en el que se recuerda que diputados y senadores vienen discutiendo una norma que establezca presupuestos mínimos desde hace cuatro años "sin éxito".

Al día de hoy, existe un proyecto de ley que está bajo estudio en la Comisión de Ambiente del Senado de la Nación y que dispone estándares mínimos para la conservación, protección, restauración ecológica y uso racional y sostenible de los humedales a fin de preservar los servicios ecosistémicos que estos brindan.

Inventario. El proyecto establece como pasos necesarios la realización de un inventario nacional y de un ordenamiento territorial de los humedales en el marco de un proceso participativo.

Sin embargo, y según denuncian las organizaciones ambientalistas, el tratamiento del proyecto se encuentra frenado desde inicios de este año pese al anuncio del presidente Mauricio Macri con respecto a la necesidad de la sanción de tal norma el pasado 2 de febrero con motivo del "Día Mundial de los Humedales".

El avance legislativo para aprobar la ley es vital, ya que el demorado ordenamiento territorial de los humedales hará posible que tanto la autoridad ambiental nacional como la de cada provincia lleven adelante acciones en estos ecosistemas en el marco de sus competencias.

De este modo —afirma el comunicado— "se protegerá el interés común de los argentinos y se resguardará la fuente inigualable de agua dulce que suponen los humedales para fines de conservación, como también de producción sustentable".

Aprovechamiento. Además el proyecto del Senado establece que podrá realizarse en los humedales todo aprovechamiento que no afecte negativamente la provisión de servicios ecosistémicos a la sociedad y en particular, a los sectores más vulnerables que dependen de ellos; también, prevé la realización de evaluación de impacto ambiental y evaluación ambiental estratégica, según corresponda, respecto de las obras de infraestructura y actividades humanas que pudieran afectar la integridad ecológica de estos ecosistemas con especial consideración de los efectos acumulativos y sinérgicos.

Los humedales brindan como servicios ecosistémicos la provisión de agua potable, el filtrado y la retención de nutrientes y contaminantes, la provisión de alimento para personas y fauna silvestre y doméstica. También amortiguan los excedentes hídricos y disminución del poder erosivo de los flujos de agua y su velocidad de circulación hacia el mar, entre otros beneficios.

Por último, el proyecto incorpora una importante moratoria a las intervenciones en los humedales plenamente reconocidos, así como en aquellos ecosistemas que se presuman razonablemente como tales. Es decir, que no se podrá autorizar ninguna obra o actividad nueva o modificación de las ya existentes que impliquen cambios del uso del suelo hasta tanto la provincia respectiva finalice el ordenamiento territorial de humedales.

Entre las organizaciones firmantes aparecen, entre muchas otras, la Fundación Humedales, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Greenpeace Argentina, Aves Argentinas, Fundación Patagonia Natural, El Paraná no se Toca, la Organización ecologista de Guardianes del Iberá, Los Verdes, y el Taller de Comunicación Ambiental de Rosario.

Comentarios