la_region
Martes 11 de Abril de 2017

Ordenaron la prisión preventiva de un joven por un homicidio

Un joven cuyas iniciales son W. A. Z. quedó detenido con prisión preventiva en el marco de la investigación por el homicidio doloso de Lisandro Nihuel Torres de 23 años, ocurrido el domingo 2 de abril en Ceres, departamento San Cristóbal.

Un joven cuyas iniciales son W. A. Z. quedó detenido con prisión preventiva en el marco de la investigación por el homicidio doloso de Lisandro Nihuel Torres de 23 años, ocurrido el domingo 2 de abril en Ceres, departamento San Cristóbal. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Hugo Tallarico, a raíz del pedido hecho por la fiscal Silvina Verney en la audiencia de medidas cautelares en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de San Cristóbal.

Si bien el imputado escapó del lugar en el que se produjo la muerte de Torres, fue aprehendido minutos después de la una de la madrugada del martes de la semana pasada, a menos de 48 horas de ocurrido el delito.

En tanto, el miércoles pasado, las fiscales Verney y Hemilce Fissore imputaron a W. A. Z. por el delito de homicidio doloso. Fue en una audiencia también llevada a cabo en la OGJ de San Cristóbal.

"En la audiencia de prisión preventiva, el defensor público intentó justificar el accionar del imputado recurriendo a la figura de la legítima defensa", aclaró Fissore.

"No obstante, el juez Tallarico entendió que en base a los elementos aportados por la Fiscalía, la postura desincriminante de la Defensa debía ser descartada en esta instancia procesal", agregó la titular de la Unidad Fiscal San Cristóbal del Ministerio Público de la Acusación.

Los hechos

Torres murió en las primeras horas del domingo 2 de abril en una vivienda ubicada en la avenida Vicente Casares al 400 de la ciudad de Ceres, donde estaba reunido con un grupo de amigos y conocidos. El fallecimiento se produjo minutos después de haber sido herido con un cuchillo en el tórax, a la altura del corazón.

El autor del crimen huyó del lugar, y desde ese día se inició la investigación penal dirigida por las fiscales Fissore y Verney. En un principio, participó personal policial de la comisaría 2ª de Ceres, y luego integrantes de la Policía de Investigaciones (PDI) de San Cristóbal.

Comentarios