Abuso sexual
Viernes 24 de Febrero de 2017

Murphy: preventiva a jóvenes acusados de violar a una chica con retraso

Los presuntos autores, de 19 y 23 años, habrían cometido el hecho contra la joven de 18 años el viernes pasado y fueron detenidos el miércoles

Dos jóvenes de Murphy, de 19 y 23 años, fueron detenidos en Venado Tuerto bajo la firme sospecha de que violaron a una chica de 18 años con retraso madurativo. El hecho sucedió el fin de semana pasado, pero trascendió recién el miércoles cuando detuvieron a los jóvenes. Ese día a la noche, decenas de vecinos de Murphy marcharon por las calles del pueblo exigiendo justicia. Ayer les dictaron prisión preventiva a los dos, y de comprobarse el aberrante hecho, podrían purgar penas de entre 8 y 20 años.

La audiencia imputativa que se realizó ayer a la mañana, y la cautelar a la tarde, resolvió darle prisión preventiva a los dos implicados en el hecho. Tanto a Nazareno P., de 19 años, sospechoso de ser el autor del acceso carnal a la chica, como su cómplice, Alexis G., de 23 años, se los acusa de ser autor material y partícipe necesario del horrendo caso. Por el caso se puede llegar hasta pedir una pena de entre 8 y 20 años.

Los jóvenes se fugaron de Murphy al día siguiente del supuesto abuso y eso agravaría la pena ya que no demostraron colaboración en la causa. Sin embargo, el miércoles los detuvieron en inmediaciones de Cerrito al 1200 de Venado Tuerto. Estas dos personas eran buscadas por orden del fiscal de la causa, Mauro Blanco, y se encontraban en calidad de prófugos.

El hecho se remonta al sábado pasado, cuando ingresó al Ministerio Público de la Acusación (MPA) una denuncia sobre un caso de abuso sexual sufrido por una joven de 18 años de edad con un retraso madurativo importante. La madre de la víctima está internada en un geriátrico y si bien tiene una hermana, ésta habita en otra vivienda cercana.

Según la pesquisa la chica habría sido sujetada por uno de los muchachos y el otro presuntamente fue quien consumó la penetración. Posteriormente ambos se retiraron y el que no había logrado consumar la violación, regresó más tarde pero fue echado por la chica. Uno de ellos tenía antecedentes por abuso sexual simple; es decir manoseo y en ese caso particular había sido en la calle.

El fiscal Blanco contó que "el hecho habría ocurrido en la noche del viernes 17, y si bien en algún momento la hermana pasó y golpeó la puerta, no obtuvo respuesta y siguió su camino. Al día siguiente volvió y le llamó la atención el olor a cigarrillo de marihuana en la casa, por lo que le preguntó a su hermana si habían estado otras personas".

Según parece la víctima admitió que habían pasado dos muchachos y luego manifestó que le habían sostenido los brazos y tapado la boca para luego abusar, al menos uno de ellos, sexualmente. Enterada de los hechos, la hermana hizo la denuncia que recayó en la Fiscalía de Blanco quien inmediatamente tomó cartas en el asunto, mandó a detener a los jóvenes e inicio un investigación de rigor.

Marcha

Algunos vecinos autoconvocados de Murphy al enterarse de los comentarios emitieron un comunicado en dónde llamaban a los vecinos a marchar en busca de justicia. "Los vecinos de Murphy se autoconvocan reclamando por la falta de seguridad de nuestro pueblo, que desde hace varios días se vienen sucediendo episodios muy tristes de violencia de género, y como vecinos necesitamos estar más unidos que nunca y solicitar a las autoridades responsables que tomen medidas urgentes sobre los hechos ocurridos y para que nuestros niños, adolescentes, ancianos y la población en general transiten con tranquilidad por las calles de nuestro pueblo", rezaba el comunicado en las redes sociales.

De hecho el miércoles a la noche decenas de vecinos marcharon por las calles del pueblo y recalaron en la comisaría dónde el presidente comunal, Marcelo Camussoni, y otros integrantes de la sociedad de Murphy expresaron sendos discursos en ese sentido, y se le entregó al mandatario local un petitorio reclamando mayor seguridad al igual que a representantes de la provincia.

Opiniones diversas

Nancy Velázquez, una de las participantes de la marcha, contó a este diario que "es bueno este tipo de marcha en la medida en que no sea algo pasajero. Hubo varias marchas en contra de la violencia de género que no tuvieron esta repercusión. Lamentablemente nos costó la integridad psicológica, física y emocional de una chica para reaccionar. No obstante, aun así bienvenida sea la marcha".

Para el vecino de Murphy, Juan Miserere, "no se trató de un hecho de inseguridad sino que es un caso aislado producto de una circunstancia determinada y en la que influyen otros factores y no la inseguridad en sí. En Murphy se sigue la lógica de los pueblos en dónde la mayoría deja las bicicletas sin cadenas o las puertas sin llaves de las casas. No se puede comparar con lo que sucede en otras localidades como Venado Tuerto, sin ir más lejos".

Pruebas

Los dos jóvenes se negaron a declarar en la causa y la chica no quiso hacerse los chequeos de rigor para corroborar el hecho. La jovencita ya había tenido experiencias de ese tenor, o menores, a la temprana edad de nueve años en una ocasión y a los trece en la otra. De ahí su reticencia para someterse a exámenes.

No hay mayores pruebas en este marco, aunque existe una evidencia bastante comprometida y es el rasguñón que tiene uno de los chicos que presuntamente la sujetaba mientras el otro la violaba y la de la propia chica que tenía marcas en los brazos, producto del fuerte agarrón. Lo concreto es que las penas de comprobarse el delito, son muy duras, similares a las de un homicidio simple, y van de 8 a 20 años.

Reclamo. Los manifestantes se hicieron escuchar tras el horrendo hecho.

Comentarios