la_region
Lunes 19 de Junio de 2017

Los fuertes vientos del fin de semana rompieron algunas bolsas de contención

Un fin de semana con sobresaltos fue el que pasó la comunidad de Melincué tras los fuertes vientos que se desataron el sábado después del mediodía y también durante todo el domingo, aunque ya con menor intensidad.

Un fin de semana con sobresaltos fue el que pasó la comunidad de Melincué tras los fuertes vientos que se desataron el sábado después del mediodía y también durante todo el domingo, aunque ya con menor intensidad.

El agua de la laguna, empujada por los vientos, rompió algunas bolsas de contención y ayer por la tarde, tal como sucedió el sábado, se derrumbó otra parte de las ruinas del antiguo hotel, por lo que no se descarta que de persistir los vientos pueda desmoronarse por completo. La buena noticia es que no hubo pescadores desaparecidos tal como se señaló el sábado por la tarde.

Para evitar el ingreso de las aguas al ejido urbano, se está construyendo un terraplén provisorio de unos siete kilómetros de extensión sobre la ruta 90, la que está totalmente cortada a la altura del camping del Club Náutico de Melincué.Como consignara LaCapital, el oleaje en la laguna comenzó a debilitar algunos puntos de las defensas construidas, a la vez que ocasionó el sábado el derrumbe de una parte del viejo hotel que hace años quedó en medio del espejo de agua. Según indicaron testigos, en ese lugar estaban tres personas que desaparecieron en las aguas, al verse obligadas a arrojarse en el momento del desmoronamiento.

En un primer momento se habló de dos embarcaciones desaparecidas. Luego, de una que alcanzó a llegar a la costa con sus dos tripulantes sanos y salvos. Estos fueron quienes alertaron a la policía y a Bomberos que había tres personas haciendo señas para que las rescataran.

Fotos

Las personas no eran pescadores sino que estaban sacando fotos, precisamente, del desmoronamiento de una pared del hotel y debieron arrojarse a la laguna ante la posibilidad de que se derrumbara otra pared. Finalmente fue ayer que otro muro cayó, y hoy la vieja estructura corroída por la humedad y el óxido prácticamente pende de un hilo. Respecto a las presuntas desapariciones, ayer se constató que no había denuncias de ningún tipo ni reclamos. El sábado la versión que indicaba que había tres personas perdidas dentro de la laguna .impulsó a algunos vecinos a querer organizar salvatajes.

Ante la amenaza del agua, el jefe comunal de Melincué, Gabriel Rébora, explicó, que "esta vez el problema fue el viento y no las intensas lluvias, como venía sucediendo. El agua está 30 centímetros más alto que la ruta, y si la defensa cede va a ingresar al ejido urbano; por eso estamos esperando que pare el viento para poder ponerle parches donde se rompió".

Comentarios