la_region
Miércoles 08 de Marzo de 2017

Lifschitz desplazó al funcionario a cargo de los controles al transporte automotor

Es el ahora ex subsecretario Gustavo Peirano. Lo reemplaza Héctor Zanda, quien se desempeñaba en Rosario como gerente de la Semtur

Once días después de la tragedia de la ruta 33, donde colisionaron dos micros de la empresa Monticas con un saldo de 13 muertes y numerosos heridos graves, el luctuoso episodio tuvo una primera consecuencia institucional: el gobernador Miguel Lifschitz decidió ayer el relevamiento del subsecretario de Transporte Automotor de la provincia, desplazando a Gustavo Peirano. En su reemplazo fue designado Héctor Zanda, quien se venía desempeñando en el área pero dentro de la Municipalidad de Rosario. En tanto, el secretario de Transporte santafesino, Pablo Jukic, anticipó que a más tardar la semana que viene estarán nuevamente licitados los corredores donde operaba Monticas, y admitió que podrían presentarse otras empresas del grupo Flecha Bus, el holding que controla a Monticas y a gran parte del transporte automotor del país.

En un escueto comunicado, el Poder Ejecutivo informó que "el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, designó como nuevo subsecretario de Transporte Automotor a Héctor Zanda, quien reemplazará en el cargo a Gustavo Peirano".

El texto oficial agregaba que "Zanda, de 55 años, se venía desempeñando como gerente general de la Sociedad del Estado Municipal para el Transporte Urbano de Rosario (Semtur)", y también como "coordinador general de la Secretaría de Transporte de la Municipalidad de Rosario". Zanda es ingeniero en Electricidad y Electrónica egresado de la Universidad Tecnológica Nacional, y también cuenta con experiencia laboral en el ámbito privado.

Fuentes oficiosas del Ministerio de Infraestructura y Transporte aseguraron que la decisión del relevo corrió por exclusiva cuenta del gobernador Lifschitz, y aclararon que el ministro del área, José Garibay, está en Dubai formando parte de la comitiva oficial de la misión institucional y comercial de la Región Centro a los Emiratos Arabes Unidos, organizada por el Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Otro elemento que llamó la atención en el mundillo de la política santafesina es que el desplazamiento del funcionario responsable del área —de tercera línea— fue desplazado apenas 48 horas antes de que el secretario Jukic se presente en la Legislatura santafesina, donde fue citado por los diputados provinciales, quienes pretenden saber sobre la concesión del servicio de transporte que fuera otorgada a Monticas.

Esa requisitoria, que había sido planteada por diferentes bloques como el Frente Social y Popular, y Cambiemos, se terminó unificando en un único proyecto que se aprobó el jueves último. Si bien en principio la intención de los bloques alcanzaba no sólo al responsable de Transporte, sino incluso al ministro Garibay, finalmente quien deberá explicar sobre los controles que se llevaban adelante sobre la empresa Monticas será sólo el secretario Jukic.

"El viernes 24 de febrero la provincia se vistió de duelo y las ciudades y pueblos, principalmente del sur santafesino, fueron invadidos por dolor y bronca. Bronca que brota porque las denuncias por parte de usuarios, trabajadores y legisladores hacia la empresa Monticas por el deficiente servicio y el deterioro de las unidades fueron numerosas, contundentes y nunca respuestas", aseguró Mercedes Meier, del Frente Social y Popular (FSP), una de las impulsoras de la requisitoria.

Licitación de los corredores

La jornada de ayer fue ajetreada para el secretario Jukic. Así lo manifestó por la tarde a este diario, excusándose de hacer declaraciones por encontrarse en una reunión, aunque después no volvió a atender el teléfono celular, pese a los reiterados llamados que se le hicieron desde LaCapital. Fuentes de la cartera que integra indicaron que a última hora de ayer mantenía reuniones con empresarios del sector y el flamante subsecretario Zanda.

No obstante, por la mañana hizo declaraciones a medios radiales que generaron preocupación: aseveró que a más tardar la semana que viene se licitará el transporte de pasajeros en los corredores viales que antes operaba Monticas, con la particularidad que las firmas que formaban parte de ese conglomerado podrán volver a presentarse para prestar el servicio.

"Nosotros estamos apurando todo para que antes del fin de esta semana o principios de la semana que viene poder hacer el llamado a presentación de ofertas de las empresas para cubrir las alternativas que brindaba Monticas en los dos corredores", en referencia a las ruta 33 y 9.

La concesión a Monticas —firma que pertenece al grupo Flecha Bus, propiedad de los hermanos Guillermo y Raúl Derudder— fue dada de baja por el Poder Ejecutivo santafesino después de la tragedia.

Sin embargo, sus controlantes podrían seguir operando, tal como lo admitió Jukic. Respecto de las empresas que podrían presentarse a esa licitación, señaló que como la zona de influencia que operaba Monticas era "muy amplia" y esa firma contaba con una flota grande de unidades desde el gobierno provincial decidieron dividir la licitación en cuatro zonas. Según razonó, eso ayudará a que firmas más pequeñas "se animen" a ofrecer sus servicios. "Conseguir una sola empresa que ofrezca 50 unidades como tenía Monticas antes es difícil", dijo.

En este punto aparece la posibilidad de que firmas antes vinculadas con Monticas sigan prestando el servicio, en el contexto de un sector fuertemente concentrado donde muy pocas empresas controlan la mayoría de las rutas argentinas.

El propio Jukic lo reconoció al afirmar que en los últimos años el servicio de transporte interurbano a nivel país ha quedado en manos de no más de diez grupos que "monopolizan" el servicio, entre los cuales aparece Flecha Bus.

"Este grupo ha ido comprando otras empresas que se gerenciaban de manera independiente, a veces con cuotas accionarias minoritarias. Pero el gerenciamiento y mantenimiento de la flota lo llevaba cada una de las empresas que conforman este grupo", aclaró el funcionario.

Respecto del nivel de control efectivo que el Estado ejecuta sobre las empresas de transporte, señaló que "existe un esquema de fiscalización que es perfectible", y que el "gran salto" se dará cuando la fiscalización de horarios y frecuencias se haga de forma electrónica y los inspectores puedan abocarse al control de las unidades.

Ese será uno de los aspectos sobre los cuales será preguntado en la interpelación a la que fue citado por la Legislatura provincial, donde se le requerirán detalles sobre la política de transporte de la provincia y el papel del Estado en el control y fiscalización de los servicios que brindan las empresas.

"Allí estaré, fui invitado y así está programado", confirmó, aunque también dijo que existe una posibilidad que el convite pase para mediados de la semana que viene. El secretario de Transporte aseguró que estará ante los diputados "para brindar información" respecto a la política de fiscalización y control de esa área respecto de Monticas y a otras empresas del sector.

Comentarios