la_region
Lunes 28 de Agosto de 2017

Liberaron a dos aguará guazú después de curarlos en la Granja Esmeralda

Un equipo de técnicos y veterinarios del Ministerio de la Producción y de Medio Ambiente los devolvieron a pastizales de una reserva

El gobierno provincial, a través de un trabajo de los ministerios de la Producción, y de Medio Ambiente, liberaron a dos ejemplares de aguará guazú cerca de Colonia Belgrano, en el departamento San Martín.

La jornada fue encabezada por el secretario de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales del Ministerio de la Producción, Marcelo Bargellini, quien dijo que "no fue fácil atravesar el último tramo de 10 kilómetros de caminos de tierra". No obstante, hombres y mujeres dedicaron todas sus energías a empujar y sacar del barro a las camionetas que llevaban a los animales, que se reencontrarían con su libertad.

"Para llegar a las 900 hectáreas de campos libres de intervención humana con que cuenta la Reserva de Usos Múltiples Federico Wildermuth fue necesario un tractor y conocimientos de conducción que tienen los lugareños sobre los más intrincados caminos. La travesía concluyó con éxito; se abrieron las tapas de las cajas en que los trasladaron, y se los pudo ver, primero corriendo unos metros, luego deteniéndose, analizando la extensión de las pasturas, para alejarse sin apuro, olisqueando el ambiente, hasta que se perdieron de vista", agregaron desde la cartera productiva.

Acciones en cadena

El hallazgo de uno de estos ejemplares había sido informado por la Guardia Rural Los Pumas de San Jorge, tras atender el llamado de un productor que halló al animal en sus campos de Carlos Pellegrini, enredado entre alambres de púas.

Tal como este caso, son en su mayoría trabajadores del campo quienes se encuentran inesperadamente con animales silvestres en medio de sus tareas cotidianas. Y es gracias al aumento de la información sobre los mismos, que ya no lo persiguen ni los matan, como solía suceder tiempo atrás.

Al respecto, el veterinario Daniel Hunzinker, subdirector del área general de Ecología del Ministerio de la Producción, explicó que "ahora la gente lo documenta, y con la ayuda de las campañas de concientización saben que hay que proteger el ambiente y conservar la fauna. En el caso de aguará, al ser una especie amenazada, declarada Monumento Natural Provincial, se ha convertido en un emblema y todo el mundo está atrás del animal, al que conocen e identifican, haciéndose visible para todos".

Con respecto al comportamiento del aguará guazú, el veterinario aclaró que "es un animal solitario, y asustadizo; de hábitos crepusculares y nocturnos; no representa una amenaza para el ganado y no es agresivo con el humano". Y refiriéndose a sus hábitos alimenticios comentó: "Es omnívoro y, dependiendo de la estación, come frutas, flores, huevos, reptiles, anfibios, pequeños mamíferos, animales muertos, ranas, sapos, insectos y peces".

Protocolo

Los animales estuvieron alojados en la Granja La Esmeralda, luego de ser rescatados, y habérseles realizado los exámenes de aptitud física. Durante ese período de rehabilitación, la provincia siguió el Protocolo Provincial de Acción para Rescate de Ejemplares y Recopilación de Información de Aguará Guazú, donde además de las cuestiones sanitarias, a cada animal hallado se le asignó un número mediante un microchip para su identificación.

Según explicó Hunzinquer, "es un sistema de identificación electrónica pasiva que se inserta dentro del subcutáneo del animal, es muy chiquito, y no duele. Nos permite rastrearlo a corta distancia, identificar el número de protocolo. Con esta modalidad ya fueron liberados en la provincia 14 ejemplares".

La liberación tiene como fin volver a insertar a los ejemplares en un hábitat similar al que fueron hallados. Los registros científicos permiten determinar el área de distribución, que incluye el sitio donde fueron liberados y el de captura, en este caso Carlos Pellegrini y la zona de Esperanza.

Comentarios