la_region
Sábado 07 de Octubre de 2017

La readecuación de un canal alarma a habitantes de la cuenca del Carcarañá

La Nación proyecta trabajos sobre el canal San Antonio y el arroyo Las Tortugas. Aguas abajo temen sufrir mayores inundaciones

Los vecinos comprendidos en la cuenca inferior del Carcarañá ven con preocupación las consecuencias que pueden acarrear los trabajos de saneamiento que la Nación proyecta realizar sobre el canal San Antonio y el arroyo Las Tortugas, que desagotan en dicho río. El temor que manifiestan lo fundamentan en las inundaciones que sufrieron en diversas oportunidades a lo largo de la historia y que se acentuaron en los últimos años debido al aumento en la frecuencia de estos fenómenos que, por ejemplo, en el territorio santafesino alcanzado por esa cuenca anegó zonas urbanas y centros recreativos, interrumpió rutas y afectó a una vasta superficie de campos productivos.

Tanto las localidades cordobesas como las santafesinas cercanas a este cauce, desde su nacimiento hasta su desembocadura en el río Coronda, en alguna medida sufrieron las consecuencias de las variaciones de caudal. Incluyendo a su principal afluente, el río Tercero, la cuenca baña las jurisdicciones de Inriville, Los Surgentes y Cruz Alta, en Córdoba y Arteaga, San José de la Esquina, Los Nogales, Arequito, Los Molinos, Casilda, Carcarañá, Correa, Pueblo Andino, Oliveros, Timbúes y Puerto Gaboto en Santa Fe.

La zona más perjudicada fue la de Villa María y Bell Ville en donde el número de evacuados por la cantidad de agua que aportaba el río superó las cinco mil personas en la inundación de 2015. En territorio santafesino hubo viviendas anegadas en Oliveros y Villa La Ribera, en varios puntos interrumpió el paso vehicular sobre rutas y en todo su recorrido los clubes de pesca, campings y complejos turísticos sufrieron costosos daños.

Advierten riesgos

Para Daniel Noé, un ingeniero que asesora en asuntos hídricos a la Comuna de Oliveros, "el proyecto de readecuación del arroyo San Antonio y Las Tortugas, hará que las aguas escurran más rápidamente en Córdoba". Sin embargo, evidenció la preocupación de quienes viven aguas abajo: "A nuestro entender, con estas obras, se acrecentará el problema en vez de solucionarlo", advirtió.

Al respecto, el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Juan Carlos Bertoni, explicó que "se debe tener en cuenta que la cuenca del San Antonio y Las Tortugas es de aproximadamente 1.250.000 hectáreas, es decir que es una subcuenca, pero no la más importante. También está la del río Tercero, la del Cuarto —que es la mayor en superficie pero no en caudal—, la de Las Mojarras y la propia cuenca del Carcarañá", señaló el funcionario.

Para hacer una comparación, explicó que la cuenca del Carcarañá en Córdoba tiene unas 7 millones de hectáreas; por el lado de Santa Fe son alrededor de 600 mil, lo que hace un total de 76.358 kilómetros cuadrados, de los cuales sólo el 17 por ciento pertenece al canal San Antonio. "Con esto quiero decir que también hay que evaluar lo planificado para las demás subcuencas que conforman el total del caudal del Carcarañá".

"El problema concreto del San Antonio, que tiene una longitud de 192 kilómetros que data de los años '40, es la poca o la falta total de mantenimiento en varios sectores —indicó—. A raíz de los cambios en el sistema de producción y a través del paso del tiempo, el San Antonio fue perdiendo su capacidad hidráulica lo que se tradujo en desbordes frecuentes y que se evidencian principalmente en los períodos húmedos. Ante esta situación se encararon acciones en conjunto y con recursos propios desde las provincias de Santa Fe y Córdoba en lo que se denominó como Plan Director de la Cuenca del Carcarañá, que engloba los ríos y canales antes mencionados hasta la zona de Gaboto", dijo Bertoni.

Estudios técnicos

El gobierno de la provincia mediterránea firmó un convenio con la Universidad Nacional de Córdoba, y la provincia de Santa Fe con la Facultad de Ingeniería de Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral. Dichas instituciones están desarrollando en conjunto con las dependencias de Recursos Hídricos de cada provincia el Plan Director del Carcarañá.

"Debemos remarcar que no se puede planificar lo que no se conoce y el conocimiento de los ríos en parte pasa por medir con exactitud el caudal que viene por cada sistema y esto también se está desarrollando con asistencia universitaria", dijo Bertoni.

"Hay una tercera cuestión que es la optimización de la operación de regulación del río Tercero, que es uno de los más controlados del país por el embalse y otras represas que tiene en su cauce, pero en 2015 las mediciones registraron que de los 950 metros cúbicos por segundo que ingresaban al Carcarañá, 630 venían netamente de la provincia de Córdoba y unos 320 por el arroyo San Antonio. En esa época se produjeron inundaciones en varios puntos del río Tercero debido a que hacía muchos años que no crecía de la manera en que lo hizo. Eso se debió a que el embalse no tenía una regulación adecuada, en cuanto a que estaban desactualizadas las obras de drenaje", detalló.

"La provincia de Córdoba —continuó Bertoni— realizó las obras necesarias para que no se repita la situación y en función de eso actualmente desde los embalses de Río Tercero y Piedras Moras se puede erogar más agua en los períodos donde no hay crecidas y tener mayor capacidad de acumulación para atenuar excesos hídricos. Por lo tanto si se repitiera un evento climático como el de marzo de 2015, en vez de llegar 950 metros cúbicos por segundo desde esa zona, llegarían unos 730, gracias a la readecuación de las obras de drenaje".

A su vez, el funcionario sostuvo que en la cuenca del río Cuarto o Saladillo se está trabajando en convenio con el Consejo Federal de Inversiones (CFI) en el estudio y proyecto de presas de regulación de crecidas y cuando se ejecuten las obras, "también se reducirá el caudal que ingresa al Carcarañá por esa subcuenca".

En el convenio entre la provincia y la UNL se le solicitó un estudio hidrológico sobre la subcuenca del canal San Antonio para estimar los caudales que se producen en los distintos escenarios de lluvias. También se está realizando un análisis hidráulico en toda la cuenca del Carcarañá para analizar cómo la onda de crecida, que se genera en el canal San Antonio y Las Tortugas, transitaría hasta Gaboto. Además la UNL realiza un análisis de impacto aguas abajo del proyecto de saneamiento del San Antonio, de acuerdo a lo detallado por Bertoni.

Trabajos en el canal San Antonio

La Licitación Nº1 de 2017 de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación para la refuncionalización del canal San Antonio y arroyo de las Tortugas tiene cuatro ejes principales. En primer lugar abarcará el desarrollo de obras de protección urbana en las localidades de Tortugas y Cruz Alta que sufren inundaciones. El segundo es la readecuación del canal central del San Antonio. El tercer eje es la readecuación de los canales aferentes que en algunos sectores no están bien definidos y generan anegamientos en zonas rurales. Por último, la reparación y reconstrucción de puentes y compuertas. Si bien es financiada por la Nación, las provincias son las encargadas de inspeccionar el desarrollo del proyecto ejecutivo.

Según Bertoni, estos trabajos que "se realizarán en el lapso de dos años, significarán que del caudal de 175 metros cúbicos por segundo que desagota el San Antonio en el Carcarañá se elevará a 190, que se compensará con las obras que Córdoba realizó sobre el río Tercero y las que en el futuro se ejecuten en el río Cuarto".

Por otro lado, dentro del proyecto ejecutivo se espera desarrollar dos áreas de acumulación en la provincia de Córdoba, "habida cuenta que son zonas extremadamente bajas y que naturalmente siempre tuvieron esa función y no podemos llevarlas al sistema productivo, sino que deben continuar como zonas de acumulación", finalizó Bertoni.

Comentarios