la_region
Martes 07 de Febrero de 2017

La Picasa avanza otra vez sobre la ruta 7

El presidente del Comité de Cuenca de la laguna La Picasa y Canal Alternativa Norte, Juan Carlos Duhalde, declaró a la agencia Transmedia Venado Tuerto, que si no se realizan obras, "el agua romperá la ruta nacional 7", entre Aarón Castellanos y Diego de Alvear, en el extremo sur del departamento General López.

Duhalde explicó que la cota está a un nivel de 104.25; es decir, a 25 centímetros del nivel de la ruta. "La situación es de extrema gravedad. El agua está a punto de romper la ruta literalmente. No la va a inundar o a pasarle por arriba; la va a destruir como en 1999. Aquella vez estuvimos 7 años sin la ruta", afirmó.

Duhalde también recordó que "en esa época se invirtieron más de 100 millones de pesos para repararla; o sea que hoy en día costaría una fortuna. Por eso esperamos que Asuntos Hídricos de la Nación y el Ministerio de Obras en Santa Fe empiecen con el bombeo o con las nuevas salidas por gravedad que están estudiadas y son factibles. Así se podría bajar en 60 días 60 centímetros el nivel, con lo que la ruta no correría riesgo".

Para el dirigente, con una obra hídrica de poca envergadura; 6.500 metros de canal, se bajaría casi 2 metros el nivel de la laguna". Además Duhalde advirtió que de cortarse otra vez la Ruta 7, quienes más sufrirán serán los pobladores de Aarón Castellanos, Rufino, Diego de Alvear y San Gregorio. "Lo más grave es que la Ruta 8 no aguantaría la cantidad de tránsito que se le sumaría si hubiera que desviar el de la Ruta 7. Además ¿cómo justificaría el gobierno nacional —que está haciendo autopista la Ruta 7—, que a futuro no se va a poder usar?", indicó.

Provincias unidas

Duhalde sostuvo que se trabaja en un comité interjurisdiccional entre Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba y la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación. La finalidad es planificar las obras para evitar el corte de ruta, o para drenar los excesos hídricos de cada provincia sin afectar a las otras. "Hoy quien más paga las consecuencias es Santa Fe, que recibe aguas de Córdoba y Buenos Aires"; aseveró Duhalde. "Si se corta la ruta, sería algo que no nos podríamos perdonar", amplió.

Comentarios