la_region
Jueves 20 de Abril de 2017

La obra del Gasoducto Regional Sur está literalmente paralizada

La obra del Gasoducto Regional Sur (GSR) está literalmente paralizada pese a que estuvo presupuestada en la administración del anterior gobierno nacional.

La obra del Gasoducto Regional Sur (GSR) está literalmente paralizada pese a que estuvo presupuestada en la administración del anterior gobierno nacional. La obra prevé el suministro de gas a 2.500 familias de distintas localidades del sur santafesino y el municipio de Venado es el encargado de administrar los fondos, unos 190 millones de pesos. Por burocracia estatal, por revisión de la obra por parte del gobierno nacional, el GSR se está convirtiendo en un problema para el municipio.

El subsecretario de Obras Públicas de Venado Tuerto, Pablo Rada, dijo que "la obra del GRS es un gran dolor de cabeza y no podemos destrabarla. Estamos en un brete. Cada vez que queremos hablar con alguien en el Estado nacional lo hacemos con personas diferentes y tenemos que explicar todo de nuevo. La situación es compleja".

En la gestión de Cristina Kirchner la Nación delegó al municipio y la obra fue presupuestada en 190 millones de pesos. Iban a ser unas 2.500 nuevas conexiones al servicio de gas por red, de las cuales 1.800 están destinados a Venado y el resto a Melincué, Murphy, Firmat, Casilda, Teodelina, Carmen y Chovet.

Lo curioso es que Venado tiene adquirido el ciento por ciento de los caños fabricados preparados para ser despachados. La tubería está en un depósito en Campana (Buenos Aires) "pero lamentablemente se vencieron todos los tiempos. La empresa los tenía por seis meses gratis, pero a partir del sexto mes (se cumplió el mes pasado) empieza a existir un valor por el acopio que es de más de 250 mil pesos mensuales, ese dinero se va retirando de los fondos para la obra", agregó Rada.

Lo llamativo es que no hay respuestas en torno al parate de la obra y sobre todo por la dilapidación de fondos públicos nacionales que perjudican notoriamente a varias localidades de la provincia. "No sabemos si es venganza política del macrismo hacia la intendencia peronista de José Freyre o qué. Pero lo cierto es que son fortunas las que se pierden y la obra no avanza ni mucho menos", dijo un funcionario que prefirió reserva de identidad.

Para Rada "se necesita respuestas concretas, no podemos seguir teniendo los caños en ese lugar y tampoco los podemos traer a Venado porque el 80 por ciento son para otras localidades. La empresa Tenaris que los fabricó tiene a su cargo el flete pero los tiene que dejar en el obrador definido por Supercemento pero hasta ahora nunca nos dieron un peso para firmar el inicio de obra". Y acotó que pese a la inflación "la Nación sólo reconoce para la obra los 190 millones de pesos originales. Ese dinero alcanza cada vez para menos, 60 millones nos salieron los caños, y ahora lo que tenemos nos alcanza para el 60 por ciento de la obra, pero si seguimos así nos va a alcanzar para menos, porque encima tenemos que pagar acopio".

Comentarios