la_region
Viernes 15 de Septiembre de 2017

La madre del joven desaparecido en Ecuador aseguró que lo contactaron

Alejandra Pría, la mamá de Facundo, dijo que fue el padre del joven quien lo ubicó desde Estados Unidos, donde vive. No hay confirmación oficial

Facundo Gabriel Solimo, el joven de Pueblo Andino que perdió comunicación con su familia el 22 de agosto, habría sido contactado por su padre, Mario Adalberto Solimo, que vive en Estados Unidos. Así lo hizo saber a LaCapital Alejandra Pría, la mamá, primero a través de un mensaje de voz, y luego personalmente, aunque todavía no hubo información oficial al respecto ni de la Embajada argentina en Ecuador ni de ninguna otra de los países donde el joven podría encontrarse.

"Aviso que mi hijo apareció gracias a Dios, el padre presionó, le dieron la información, se comunicó con él y se comunicó con él, así que ya lo encontramos. Doy gracias a Dios y a todos los que compartieron la pérdida de mi hijo. Gracias", se escuchó decir a Alejandra en un audio que difundió entre distintos medios, entre ellos LaCapital.

Facundo había emprendido el 15 de abril un viaje por América latina. Primero fue al norte argentino, pasó a Bolivia, Perú, y de ahí pasó a Ecuador. El 17 de agosto se comunicó con su familia para decirle que quería volver y necesitaba dinero. Lo retiró el 22 de agosto, día en que tomó contacto por última vez con Pueblo Andino y adelantó su regreso. Según se le escuchó decir, se dirigía "a la terminal de ómnibus", presuntamente de Quito, para iniciar un periplo que lo traería nuevamente a su casa, en la calle San Juan 544 de Pueblo Andino, a 40 kilómetros de Rosario.

Un día después, Nurina, de 15 años, vio que su hermano estaba conectado al celular. Pero no contestó ningún llamado ni mensaje. Y allí comenzó la búsqueda.

En Ecuador

Tanto la familia como allegados que se ofrecieron a colaborar se comunicaron con la Embajada argentina en Ecuador. Allí les dijeron que estaban a la espera de la notificación de Cancillería para iniciar la búsqueda a través de la Dinased, que indaga el paradero de las personas desaparecidas en ese país, y el ECU 911, servicio coordinador de policía de Ecuador, así como con todos los puestos migratorios, porque una posibilidad es que salte en el sistema. Incluso, la búsqueda se iba a extender a Perú.

Esto fue el martes 5 de septiembre. Al día siguiente, el jefe de la sección Consular la Embajada, Francisco Boulín, confirmó a LaCapital que el martes se había recibido de Cancillería el pedido formal de búsqueda de paradero, y que ya se habían iniciado los trámites de rigor ante distintos organismos ecuatorianos. Y afirmó: "Para la Cancillería argentina y para esta Embajada, la aparición de Facundo es un tema prioritario".

Días después, el embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, publicaba en su cuenta de Twitter que Facundo se había trasladado a Colombia. No obstante, la familia del muchacho aseguró que aún no lo habían localizado ni podido hablar con él, a la vez que manifestaron que no habían tenido tampoco ninguna comunicación oficial de las autoridades.

"Me informa el embajador en Colombia que Facundo Solimo ingresó el 23 de agosto a (ese país) por la ciudad de Ipiales, luego se hospedó en el Hostal Casa Quevedo en Bogotá hasta el 25 de Agosto que partió a Cartagena de Indias. Han tomado intervención la Policía de Colombia y la Gendarmería Nacional. Hemos avisado a su mamá del paradero de Facundo", escribió Juez. La noticia generó zozobra en la familia, que no había tenido ningún contacto de la sede diplomática ni de su titular. Pero los datos resultaban muy exactos.

Los días pasaron, fuentes extraoficiales hicieron saber que efectivamente el muchacho podía estar en Colombia, aunque se desconoce por qué eligió ese destino y no volvió a la Argentina. Ahora, según contó la madre, fue el papá del muchacho quien inició las gestiones para encontrarlo, y lo habría logrado.

Ayer, Alejandra contó a LaCapital: "En la búsqueda nos contactamos por Facebook con una chica que aparentemente sabía del paradero de Facundo, pero no nos decía dónde estaba, cosa que nos llamó la atención. Finalmente, el padre habló con ella y la presionó, hasta que ella le dio un teléfono. El papá tuvo una comunicación muy breve con él, esperamos con el correr de las horas tener más detalles".

No obstante, la mamá no sabe el lugar exacto donde se está su hijo, a quien hacían primero en Ecuador y después en Colombia, aunque esta última información nunca les fue corroborada personalmente. Es más, quienes colaboran con la familia revelaron a este diario que hasta el miércoles, la Embajada en Bogotá no tenía noticias.

Marcelo Castaños

Comentarios