la_region
Viernes 17 de Marzo de 2017

La Iglesia ya no difundirá mensajes de Gladys Motta referidos a la Virgen María

La medida del obispo de San Nicolás, consultada con autoridades del Vaticano, apunta a que "el acontecimiento mariano siga siendo digno de fe".

El obispo de San Nicolás, monseñor Hugo Santiago, decidió "poner fin de manera definitiva, a la difusión de los mensajes de la señora Gladys de Motta referidos a la Virgen María", tras hacer una consulta en el Vaticano, en Roma, a las autoridades pertinentes de la iglesia sobre este tema.

"Lo que consulté a Roma fue hacer definitiva la decisión que ya había tomado monseñor Salvador Castagna en 1990; es decir, dejar de publicar los mensajes para que el acontecimiento mariano de San Nicolás siga siendo digno de fe", dijo el obispo en un mensaje a los fieles.

El prelado expresó que, de esta manera, el camino propuesto "nos lleve a seguir a Cristo a través del año litúrgico, el cual nos presenta toda la vida de Cristo y María. Y es el lugar que la Iglesia nos propone para crecer en la fe católica".

Mensajes

Los mensajes que Gladys Motta dice que recibió de la propia Virgen María fueron los que dieron origen a la construcción del enorme santuario que habría pedido la madre de Dios se iniciaron a principios de la década del 80 y fueron publicados en numerosas ediciones.

"El Vaticano me contestó afirmativamente; que eso era lo más conveniente para la fe mariana en María del Rosario de San Nicolás", sostuvo en un videomensaje dirigido a los amigos devotos de la Virgen bajo esta advocación mariana, según difundió la agencia Aica.

Monseñor Santiago, recordó que en 1990 el entonces obispo de San Nicolás, monseñor Domingo Salvador Castagna, había decidido, tras consultar a teólogos y psicólogos, "poner fin a la divulgación de los mensajes de la señora Gladys de Motta referidos a la Virgen por considerarlos suficientes y para evitar que tales mensajes se desvirtúen".

Acompañamiento

No obstante, el actual obispo nicoleño invitó a seguir acompañando la novena mensual, visitando el santuario, venerando a la madre de Dios en su advocación de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás.

"Ella escuchará sus pedidos y acciones de gracia. Sobre todo, los invito a celebrar en ese santuario el sacramento de la reconciliación que sana nuestras heridas y pecados, y nos une a Dios y a nuestros hermanos", aseguró.

En la fiesta de la Virgen del Rosario de San Nicolás, las calles de la "Ciudad del acuerdo" se llena n de fieles provenientes de todas partes del país y también de países vecinos que llegan a superar las 300 mil personas en su visita al Santuario.

Comentarios