la_region
Sábado 15 de Julio de 2017

Inauguraron una fábrica de pastas secas en la localidad de Los Molinos

La Cooperativa Agrícola Ganadera del pueblo convirtió en realidad el proyecto. Utilizarán la materia prima generada por productores de la zona

La Cooperativa Agrícola Ganadera de la localidad santafesina de Los Molinos, ubicada en el departamento Caseros a 70 kilómetros de Rosario, convirtió en realidad un ambicioso proyecto que comenzó a moldear hace un tiempo con la vista puesta en el crecimiento productivo de la región y la generación de fuentes de trabajo.

Se trata de una fábrica de pastas secas que inauguró ayer, aunque comenzará a funcionar a pleno a fines de este mes, para instalar en el mercado, a través de más de 150 puestos de ventas en todo el país, sus productos elaborados con la marca comercial Mulini, que es un término italiano que significa molino en alusión al nombre del distrito donde se encuentra la empresa.

El emprendimiento, que demandó una inversión de más de 4,8 millones de dólares que fueron financiados a través del sistema crediticio cooperativo nacional e internacional, posibilitó la creación de 12 puestos de trabajo directos a los que suman otros 50 en forma indirecta, además de ya haber empleado en la etapa constructiva unas 150 personas de distintas localidades de la región.

La planta fabril, establecida en Avenida San Martín 277, ocupa una superficie de 2.400 metros cuadrados y tiene un moderno diseño de arquitectura sustentable, además de estar equipada con tecnología de origen extranjero y nacional de última generación para la elaboración de productos inspirados en recetas italianas.

La fábrica se trazó como estrategia comercial llegar y satisfacer al consumidor con productos de alta calidad elaborados con trigo cultivado por el centenar de chacareros asociados a la institución cooperativa madre bajo la certificación de buenas prácticas agrícolas.

Con sus tres variedades —Fusilli, Penne Rigate y Route — apunta a seducir al público con el sabor de la típica pasta italiana, lo que represente un plus para los exigentes que tendrán la posibilidad de encontrar los alimentos Mulini en diferentes bocas de ventas como mercados tipo boutique, vinotecas, almacenes o supermercados.

"Son productos diferentes por sabor y calidad y apuntan a un canal comercial agradable y cercano para el consumidor", explicó ayer a LaCapital el gerente de la entidad cooperativa, Arturo Lombardich, para luego asegurar que la iniciativa desarrollada "no tiene techo ya que para nuestra organización el crecimiento es vital". Si bien inicialmente la producción está destinada al mercado interno también se prevé establecer contactos con otros países para exportar a fin de ampliar la red de comercialización, lo que, de concretarse, implicaría emplear más personal.

Lombardich recordó que la realizado "surgió porque hace algunos años nos trazamos el objetivo de llegar al consumidor con productos de nuestros asociados, razón por la cual investigamos varias alternativas posibles hasta que, a instancias de un estudio de factibilidad, sobrevino esta iniciativa que, para que funcione como sucede como cualquier otro emprendimiento, tuvo uno por ciento de inspiración y el resto de trabajo".

Y en esa línea destacó y agradeció "el total apoyo" tanto de los asociados como del consejo de administración de la institución, además de valorar la importancia que significó para la concreción del proyecto el involucramiento de trabajadores y profesionales que incluyó técnicos que vinieron de Italia para la instalación y puesta a punto de maquinarias para la preparación de la pasta.

El emprendimiento en cuestión se suma a otra actividad industrial que hace más de cuatro décadas también lanzó, con éxito, esta institución de Los Molinos que ya tiene 67 años de existencia, a través de la puesta en marcha de una reconocida empresa de alimentos balanceados, lo que la convierte "en un referente de la acción cooperativa en la región", como dijo en el acto de apertura el presidente del consejo de administración, Oscar Zaninovic.

Asimismo, sostuvo que el proyecto de esta industria de pastas secas "fue gestado hace unos años con colaboración de todos y si bien no fue fácil su concreción lo logramos sorteando dificultades y temores con valentía y entusiasmo".

En ese sentido, subrayó "el trabajo que se llevó adelante" para hacer "sustentable" el nuevo emprendimiento al que se apostó con el mismo "empuje y espíritu de los pioneros" que hace casi siete décadas sentaron las bases para el surgimiento de una institución que aún se sostiene y avanza respetando los valores cooperativos que fundamentan su existencia.

Comentarios