la_region
Viernes 25 de Agosto de 2017

Fracasó la audiencia por el conflicto delsanatorio Gomara

La audiencia que debía realizarse ayer en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia para intentar destrabar el conflicto que afecta a los trabajadores del llamado sanatorio Gomara, de Villa Gobernador Gálvez, no llegó a buen término por la ausencia de Eduardo Paqués, titular del grupo empresario Medicina Ambulatoria S.A (Masa).

La audiencia que debía realizarse ayer en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia para intentar destrabar el conflicto que afecta a los trabajadores del llamado sanatorio Gomara, de Villa Gobernador Gálvez, no llegó a buen término por la ausencia de Eduardo Paqués, titular del grupo empresario Medicina Ambulatoria S.A (Masa).

Con esto, la solución para la situación de 66 trabajadores de ese centro se aleja por lo menos una semana más, cuando se produzca un nuevo encuentro de las partes.

"Por parte de la patronal sólo se presentó un representante legal de la cooperativa Gomara y lamentablemente no se solucionó nada", indicó el secretario adjunto de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa), Marcelo Liparelli.

Deuda

Cabe recordar que la empresa debe a los trabajadores "2.500 pesos en bonos, el sueldo de julio, 2.500 pesos correspondientes a marzo, 1.000 pesos de diciembre y algunas cifras que son retroactivas de sueldos que estaban mal pagos".

El sindicalista señaló luego que el gremio se mantenía expectante ante un posible pago del Pami, "pero para eso necesitamos que venga el titular de la empresa. Queríamos que viniera él para ver qué soluciones les daban", culminó.

Fuentes del gremio informaron también que el próximo lunes los referentes de la empresa Masa volverán a ser citados y que, de no presentarse entre jueves y viernes, serán exigidos por la fuerza pública.

Oferentes

Sobre la situación general del conflicto, Liparelli señaló en diálogo con LaCapital que "desde el gremio estamos buscando oferentes que se hagan cargo del Gomara" y consideró que el delegado de los trabajadores, Ricardo Dosko, "tiene una actitud política que nosotros no compartimos porque este es un problema de la sanidad privada, mientras él busca involucrar al Estado provincial y no quiere aceptar que la provincia no quiere hacerse cargo de otros nosocomios, tal como quedó demostrado en Rosario con los conflictos del Hospital Italiano o el policlínico Cami".

"Nosotros —agregó— queremos mantener abierta una fuente laboral y estamos buscando un oferente que se haga cargo del gerenciamiento. La cooperativa Gomara hizo un contrato con Masa, y el equipo que está dentro del edificio es de Masa; el edificio es de Gomara y hay 66 empleados que dependen de Masa y 10 que dependen desde hace años de la cooperativa Gomara y que cobran todo al día".

"Nosotros queremos mantener abierta la

fuente laboral y estamos buscando un oferente"

Comentarios