la_region
Martes 07 de Marzo de 2017

El Tata dejó de brindar servicio y se resiente la prestación Casilda-Rosario

Ayer sólo 2 empresas, Los Ranqueles y Santafesina, brindaron cobertura del trayecto pero sus unidades no fueron suficientes para cubrir la demanda

El buen debut que tuvo el 1º de marzo en la terminal de ómnibus de Casilda el plan de contingencia implementado por la provincia para cubrir los servicios que le dio de baja a Monticas al hacer caducar su concesión comenzó a mostrar falencias y cierto desconcierto en el inicio de esta semana.

Es que el esquema inicial para garantizar con tres empresas distintas frecuencias horarias del tramo Casilda-Rosario ayer se vio limitada a las firmas Los Ranqueles y Santafesina que se las ingeniaran para remediar el vacío que el Tata Rápido provocó al dejar sorpresivamente de prestar los servicios que tenía asignados.

"Sólo no se pudieron cubrir algunos horarios a la mañana, ya que el resto lo brindaron normalmente las otras dos empresas", aseguró poco después del mediodía de ayer a LaCapital un inspector del área de Transporte de la provincia, tras controlar la salida a Rosario de un coche de Los Ranqueles cuya capacidad no fue suficiente para cubrir la nutrida demanda de pasajeros.

Otra unidad

Quienes por falta de asiento no pudieron tomar el micro que llegó y salió unos minutos retrasado desde la estación casildense pudieron viajar hacia el mencionado destino un poco más tarde con otra unidad de la misma empresa.

Aunque no se registraron más problemas se respiraba un clima de preocupación mezclado con desconcierto. "Si esto sigue así lo único que vamos a comprobar es que nada cambió", coincidieron en sostener varios pasajeros que esperaban en la larga cola que llegase el colectivo que viajó completo a Rosario.

Si bien nadie ignora que la puesta en práctica del plan de contingencia es para hacer frente a la emergencia hasta que se resuelva, licitación mediante, la nueva concesión del servicio no menos cierto es que los usuarios ya advierten "desprolijidad e improvisación" en el marco de esta compleja transición.

Ayer hubo asombro, causado por la decisión no anunciada previamente, al menos en Casilda, que la empresa Tata dejase de operar dentro del esquema diseñado para atender las necesidades de usuarios que antes usaban habitualmente los servicios de Monticas hasta ser excluida de la prestación tras la tragedia que dos unidades suyas protagonizaron en ruta 33 dejando 13 muertos y más de 30 heridos.

"La situación se complicó porque el Tata Rápido ya no presta servicio y entonces Los Ranqueles y Santafesina están cubriendo la mayoría de los horarios, pero no resulta tarea fácil porque si la demanda de pasajeros, como se prevé, aumenta aún más en los próximos días con el inicio de las clases en la universidad y el profesorado se necesitarán más coches de refuerzo que probablemente ambas empresas no tengan disponibles en sus propia flota, por lo que no sería descabellado pensar que tengan que alquilar vehículos o echar mano a otras soluciones alternativas", indicó a este diario una persona conocedora del tema que prefirió mantener en reserva la identidad.

Consultas

La situación de "desconcierto" incremento las consultas de usuarios de colectivos en el local de servicio de atención al público que funciona en la terminal de ómnibus de Casilda a cargo de la cooperativa de taxistas.

"La gente pregunta cada vez más y nos tenemos que limitar a responder en base a la información que nos llega en el momento sin asegurar que lo que hoy (por ayer) comunicamos no cambie mañana (por hoy)", expresó Ramón a este cronista tras responder a una de las tantas consultas de usuarios de colectivos recibidas en la jornada de ayer.

Pero además del problema en cuestión se suma, como ya dio cuenta La Capital, la insuficiente cobertura que se presta para remplazar a Monticas en el trayecto desde Casilda hacia otras localidades santafesinas situadas sobre la ruta provincial 92 como Los Molinos, Arequito, San José de la Esquina y Arteaga.

El recorrido lo realiza Los Ranqueles, pero sólo ofrece seis frecuencias (9.42, 11.50, 14.30, 17.30, 20, y 23.10), lo que está muy por debajo a las que brindaba la otra firma que, luego de su caducidad en territorio santafesino, también fue obligada por Nación a dejar de prestar servicio interprovinciales, lo que está afectando a muchos usuarios de la provincia.

En Casilda, por ejemplo, usuarios que viajaban con Montica con destino a Buenos Aires ahora se ven impedidos de hacerlo ya que aún no fue cubierto tal prestación con otra empresa. Y lo mismo sucede con quienes tomaban en Casilda o localidades de la zona colectivos de esa empresa para trasladarse a distintas localidades santafesinas y cordobesas.

Pero aún mucho más preocupante resulta la sensación mayoritaria de usuarios que si bien celebran la caducidad de los servicios de Monticas tanto a nivel provincial como nacional advierten que "la calidad del servicio de trasporte interurbano de pasajero sigue siendo deficitaria".

Testimonios

"El miércoles pasado viaje con el colectivo de Los Ranqueles que sale a las 12 para Casilda y al sentarme no pude encontrar los cinturones de seguridad y cuando volvía tomé un Santafesino que también tuvo problemas", aseguró una mujer a este cronista en la terminal casildense, que también recabó quejas de otros usuarios.

Al respecto un inspector de Transporte que ayer estaba afectado a los controles en Casilda confirmó que desde que se puso en marcha el plan de contingencia ya se labraron actas por distintos tipo de infracciones a colectivos que prestan servicio aunque no se impidió que salgan de la terminal. "Fueron fallas menores como tardanza en los frecuencias horarias o falta de elementos de seguridad como matafuegos o el martillo de emergencia, entre otras cuestiones que fueron solucionadas en el momento", confió el agente.

Comentarios