la_region
Jueves 23 de Marzo de 2017

Dolor en Chabás ante la muerte de un nene en el lago de un jardín de la comuna

La fiscal actuante inició una investigación luego de que un niño de cuatro años se ahogara en el lago artificial del parque Centenario

Los efectivos del cuerpo de bomberos de Chabás fueron quienes tuvieron la triste misión de rescatar el lunes al mediodía de un lago artificial ubicado en el parque Centenario de esa localidad, el cuerpo sin vida del pequeño Marcos, un niño de cuatro años que asistía al Jardín del Centro de Cuidado Infantil (CCI), dependiente de la comuna y ubicado en ese lugar, junto con otros hijos de trabajadores que los dejan diariamente allí ante la imposibilidad de atenderlos en horarios de labor .

En el Centro, ahora clausurado, había en ese momento siete niños a cargo de dos maestras y una madre colaboradora y, según resumió la fiscal casildense actuante, Marianela Luna, al periodista Martín López, de Radio Casilda, "entre los niños estaba Marcos. Había dos docentes y una mamá que colaboraba. Marcos se había quedado en el jardín con la mamá cuidadora, cuando los otros chicos fueron al sector de juegos. Y cuando la mamá que colabora llevó la colación, se trasladó con Marcos al sector de juegos, que queda a una distancia considerable del jardín. Luego, al volver, se dieron cuenta que Marcos no estaba con ellos. Lo encontraron unas dos horas más tarde los bomberos en el sector del lago artificial, a 150 metros de la zona de juegos".

La fiscal fue avisada de la desaparición del pequeño e inmediatamente se puso en marcha el protocolo correspondiente y se alertó a los bomberos locales para que se iniciara una búsqueda. Esta concluyó con el peor resultado posible pocas horas después. El cuerpo de Marcos yacía en un lago artificial del predio rodeado por una pista de karting.

Entre las medidas adoptadas, el personal de la Policía de Investigaciones (PDI) actuante, junto con una psicóloga forense, interrogó a las docentes y a la madre colaboradora, a quienes se les recabó información sobre los posibles recorridos que pudo efectuar Marcos desde la zona de juegos hasta el lago artificial.

También la funcionaria judicial consideró en sus declaraciones a la emisora casildense que en torno al caso "hay mucho material para investigar; establecer de quién depende el Centro, la impericia en el manejo de los chicos por parte del personal, la falta de medidas de seguridad en el predio y otros elementos".

El hecho impactó duramente en la comunidad chabasense y el dolor se expresó por las redes sociales. No faltó quien con crudeza consideró "paradójica" la denominación de Centro de Cuidado Infantil para el lugar y hasta la misma fiscal, que entre otras medidas clausuró el sitio, expresó que el alambrado perimetral del lago artificial es fácilmente sorteable hasta para un pequeño.

Otro elemento para la polémica es que las dos docentes, de 40 y 20 años, respectivamente, a cargo de los chicos, no son tales, sino personal monotributista contratado por la comuna. Además el CCI funciona desde hace poco tiempo y en el marco de un convenio con el Ministerio de Trabajo,

Respecto de la calificación del hecho, la fiscal Luna expresó que "ésta puede modificarse según se comprueben aspectos de los hechos", aunque a su entender corresponde "homicidio culposo u homicidio omisivo, una categoría esta última referida a una muerte producida por un «no hacer»".

La actitud de la comuna

Tras la tragedia, el presidente comunal de Chabás, Lucas Lesgart emitió un comunicado por la red social Facebook en el que señala que "en vista de los trágicos sucesos de público conocimiento, y haciendo lo que es costumbre en nosotros, asumimos la responsabilidad de lo sucedido".

Y acotó: "Nunca, en millones de años, en ningún escenario, ninguna gestión está preparada para un golpe como este. Un golpe a nuestras más íntimas fibras, las de padres, las de hijos, las de humanos. Podemos enfrentar muchísimas adversidades. Los baches se arreglan, los sueldos se pagan, las herramientas y la maquinaria se reparan o no, pero hay retorno, hay vuelta atrás, hay solución. No hay retorno de este dolor. El CCI se creó por y para la gente, nuestro único motor. Repetimos, ni en un millón de años, hubiéramos imaginado un escenario así. La vida nos pone pruebas. Esta es una de ellas. Nos hacemos cargo, fiel a nuestro estilo y nuestras convicciones. No negociamos la muerte, tampoco la vileza; es nuestra ladera. Nuestras condolencias a la familia de Marcos".

Comentarios