la_region
Martes 21 de Marzo de 2017

Dirigentes alertan sobre la gravedad del crecimiento de la laguna de Melincué

"La situación sigue siendo crítica y compleja. Se terminó de complicar con las lluvias de los últimos 20 días", aseguró el titular del Club Náutico de Melincué.

"La situación sigue siendo crítica y compleja. Se terminó de complicar con las lluvias de los últimos 20 días", aseguró el titular del Club Náutico de Melincué, Daniel Gallisso, en torno al crecimiento desmedido de la laguna, ubicada a metros del casco urbano de esta localidad cabecera del departamento General López. Es que según afirmó, cayeron más de 300 milímetros en el distrito, los que se sumaron a todo lo que entra de la cuenca y "hacen que estemos pasando un mal momento".

Para el dirigente, la obra que reclama el club junto a muchos vecinos, es el canal aliviador, el que sería parte de la solución: "Se está trabajando fuertemente en el canal por nivel propio que estará en la zona de Carreras y que desembocará en el mismo arroyo Pavón, es decir, en el canal del San Urbano. Por eso esperamos que nuestros políticos de turno, de una vez por todas, hagan ese proyecto para tener a Melincué regulada y así poder pensar en turismo y otras actividades. Como estamos hoy, no se puede hacer nada".

El guardafauna local, Carlos Goniel, también alertó sobre la delicada situación hídrica de la localidad, "que se agrava con la llegada de agua de otros lugares limítrofes. Si las lluvias no cesan, la situación se complicaría gravemente. Esperemos que eso no suceda, pero hay pronósticos de lluvias inminentes".

Por su parte Gallisso, dijo también que el contexto actual puede volver a derivar en la interrupción del tránsito sobre la ruta 90, que comunica a la cabecera del departamento General López, con la región.

"Ahora tomaron medidas de colocar anillos que antes estaban, pero se sacaron en parte. Está el compromiso de hacer el alteo correspondiente. Eso nos da un alivio. Pero no podemos hablar de futuro porque eso está peor. Si el otoño es lluvioso y caen 150 milímetros, Melincué no lo va a soportar", agregó.

Además de las complicaciones que la crecida de la laguna puede traer a la región, una de las actividades que también se ve perjudicada es la pesca. A modo de ejemplo, el presidente del Club Náutico explicó que desde el 2016 a la fecha, tuvieron que correr dos veces la bajada de las lanchas por las crecidas.

"Eso lo tuvimos que hacer para poder tener una fuente de trabajo y desarrollar nuestra actividad que es la pesca del pejerrey. Eso nos implicó costos. Por eso pedimos ayuda pero no tuvimos respuesta. Tuvimos que volver a endeudar al club; pagar obras con el futuro pejerrey y alquilar una retroexcavadora a un privado", amplió.

Y remarcó que lo único que lograron es que Vialidad Provincial colaborara con seis camiones de piedras para afianzar el piso y poder trabajar este año. "Esto es muy lamentable. No viene de ahora sino de años atrás. Hace más de 30 años que lo vivo. Son años de promesas. Nunca podemos lograr que Melincué tenga el lugar que se merece", resumió Gallisso.

Comentarios