la_region
Miércoles 22 de Marzo de 2017

Confuso episodio sacudió a una escuela de Funes

Una madre denunció que un desconocido quiso retirar a su hija. Aunque se investiga, todo sería una equivocación y el hombre era papá de otra nena.

Un confuso episodio se produjo este lunes en una escuela de Funes, donde una madre denunció que un desconocido intentó retirar a su hija de 9 años. Si bien el hecho es objeto de investigación habría sido producto de una equivocación, ya que el individuo sería el papá de otra pequeña que, efectivamente, iba a buscar a la verdadera hija. El caso, no obstante, tomó estado público ayer y se pensaba inicialmente de un intento de secuestro.

El hecho se produjo el lunes, cuando Valeria V., de 35 años, se presentó en el Centro Territorial de Denuncias de Funes para dejar sentado lo que le había contado su pequeña hija D. A., menor de edad: que la llamaron para que saliera porque la había ido a buscar su papá a la Escuela Nº 1.388 Antonio Berni. Cuando la niña se acercó a la salida del establecimiento, vio que no se trataba de su padre, y se quedó sentada en un banco, asustada. Luego volvió a entrar a buscar su boletín, y cuando la mamá la buscó le contó lo ocurrido.

En la denuncia, a la que LaCapital accedió extraoficialmente, la mujer hizo saber que no sólo el hombre no era el papá de la pequeña, sino que el verdadero progenitor la recoge solamente los martes y los viernes, y pidió que el hecho fuera investigado.

El caso recayó en la Fiscalía que investiga los casos con imputados no identificados (conocida como Fiscalía NN), a cargo de Verónica Caini, que inició una serie de actuaciones, pero con el correr de las horas la hipótesis más preocupante habría comenzado a perder sustento.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación explicaron ayer que a raíz de la denuncia se libraron medidas para relevar las cámaras de seguridad que pudiera haber en la zona, y se tomaron testimonios.

Aunque las conclusiones al cierre de esta edición no eran definitivas, la idea más fuerte era que el hombre habría sido el padre de otra pequeña, y que el hecho de que se llamara a la hija de la denunciante fue producto de una confusión. No obstante, se espera que hoy haya más precisiones sobre el episodio.

Protocolo

Ayer, el establecimiento estaba cerrado a raíz del paro, y este diario no pudo tomar contacto con las autoridades. No obstante, la titular de la Delegación VI del Ministerio de Educación, Daiana Gallo Ambrosis, ratificó a LaCapital el caso, aunque no tenía conocimiento de los detalles ulteriores. Igualmente, la funcionaria aclaró que se trata de un caso sumamente inusual, y explicó que existe un protocolo de seguridad para que los niños sean retirados solamente por sus padres o por aquellos a quienes éstos autoricen a hacerlo.

Gallo Ambrosis mencionó que tanto en el ingreso al jardín como al ciclo primario, las escuelas deben pedir a los padres de los alumnos, o a sus tutores, fotocopias de sus documentos. "Se hace incluso una primera entrevista donde se les cuenta determinadas normas, y se les pide por nota que autoricen especialmente a aquellas personas ajenas a ellos a retirar a los chicos, con nombre, apellido y copia de los documentos que quedan registrados en la institución", afirmó. Y abundó: "Cuando esas personas van a buscar a los chicos, deben hacerlo con sus documentos, nadie se puede llevar a un niño sin autorización de los padres y sin la correspondiente documentación"

La funcionaria aclaró además que los establecimientos no tienen permitido retirar alumnos aunque los adultos sean familiares a los que los chicos identifiquen, si no cumplen con la condición descripta. "No permitimos que los retiren los abuelos, o los tíos, porque ocurre a veces que existen problemas familiares", remató.

la escuela. El establecimiento de Funes donde ocurrió el hecho.

Comentarios