la_region
Viernes 30 de Diciembre de 2016

Cayeron con el auto al arroyo Monje y salvaron sus vidas de milagro

Viajaban una mujer y sus hijas de 15 y 16 años. El auto quedó semisumergido. Muy cerca, en otro siniestro, un hombre despistó

Con pocas horas de diferencia y a escasos kilómetros de distancia entre ambos, dos accidentes que afortunadamente sólo dejaron como saldo vehículos destrozados y heridos de menor consideración se sucedieron en la autopista Brigadier Estanislao López que une Rosario y Santa Fe.

El primero de ellos fue el que tuvo ribetes más espectaculares. A primeras horas de la mañana, un automóvil Toyota Corolla que se dirigía con rumbo sur-norte se despistó a la altura del kilómetro 60 de la vía provincial y cayó al cauce del arroyo Monje, quedando casi totalmente sumergido.

El vehículo era conducido por una mujer, Silvia Sonego. oriunda de la localidad de San Carlos, junto a la que viajaban sus dos hijas de 16 y 5 años.

Milagrosamente, no hubo víctimas fatales, pero se vivieron momentos de desesperación ya que la conductora y sus hijas quedaron atrapadas dentro del automóvil, con los vidrios cerrados y rodeadas por el agua. Afortunadamente un móvil policial que pasaba por el lugar logró realizar los primeros auxilios y luego llegaron al lugar los Bomberos Voluntarios de Barrancas junto con personal policial de Monje y Maciel y de la concesionaria Arssa y la ambulancia del Sies de Monje, que trasladó a los pasajeros rescatados, que sólo presentaban golpes leves, al Hospital Meroi, Samco de Maciel.

Otro siniestro

El segundo accidente de la jornada ocurrió 13 kilómetros más al norte, a las 13 y en jurisdicción de Barrancas, cuando un vehículo con cuatro pasajeros que circulaba en dirección a la capital provincial también despistó y quedó fuera de la traza.

De acuerdo con los primeros informes recogidos por FM IRE, de Oliveros, el conductor podría haberse quedado dormido y al despertarse habría realizado una maniobra para no impactar contra un camión.

Según confirmó el jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Barrancas, Mauricio Lorenzetti, en el auto se trasladaban cuatro personas, un hombre y una mujer mayor de edad, una adolescente de 12 años y un niño de 9 años que fueron trasladados al efector de esa localidad.

La familia provenía de la ciudad de Mar del Plata, y se dirigía hacia la provincia de Tucumán. Afortunadamente se encuentran todos bien de salud. En el lugar del siniestro, trabajó personal policial, personal de Arssa, concesionaria del corredor, Bomberos Voluntarios de Barrancas y una ambulancia de la misma localidad.

En ambos casos, los accidentes sucedieron, en principio, sin la participación de otros vehículos, y aunque no tuvieron a la tragedia como desenlace (el caso de las mujeres fue casi milagroso) resultaron espectaculares.

desesperante. Las mujeres quedaron atrapadas dentro del auto. Las salvaron la policía y los bomberos.

Comentarios